Rocío Carrasco

Rocío Carrasco revela los intereses que enfrentaron a Ortega Cano y los Mohedano tras la muerte de su madre

¿La razón? Unas propiedades no especificadas en el testamento

Noelia Bertol

Rocío Carrasco continúa llevando a cabo el complicado ejercicio de bucear en los años más complicados de su vida. Ya lo hizo con la docuserie Rocío, contar la verdad para seguir viva, donde narraba la dura historia con Antonio David, el padre de sus hijos, durante los últimos 20 años en los que esta había optado por el silencio público.

Ahora, con En el nombre de Rocío, es el turno de aclarar las polémicas que han perseguido siempre a la familia Mohedano y el porqué del enfrentamiento con sus hermanos y sus tíos tras la muerte de su madre, Rocío Jurado.

En el adelanto del noveno episodio de esta nueva docuserie Rocío Carrasco se traslada a aquel 1 de enero de 2006, a aquella «eterna madrugá» en la que ‘la más grande’ se despedía del mundo. Mientras todo esto ocurría, y en medio de todo el dolor que conlleva perder a una madre, Rocío Carrasco era consciente de las tensiones que había entre José Ortega Cano y Gloria y Amador Mohedano. ¿La razón? Unas propiedades de Rocío Jurado ante la que tenían puestos sus intereses.


rocio carrasco

Tal y como narra Rocío Carrasco, estos no fueron nada disimulados al respecto ni trataron de ocultar su interés en unas propiedades concretas que tenían una particularidad: no estaban incluidas en el testamento de Rocío Jurado.

«A partir de ese día con mi familia termina explotando. Cada uno termina por un sitio. Algunos juntos y otros por nuestro camino«, expresó la hija de Rocío Carrasco sobre el día de la muerte de su madre. Y es que siempre destacaron que Rocío Jurado era quien había logrado mantener unida a la familia, pero cuando ella se marchó lo hizo también el pilar que mantenía todo en pie, desmoronándose por completo.

Rocío Carrasco y un testamento que lo cambió todo

 

Rocío Carrasco fue nombrada heredera universal en el testamento de su madre. A ella le pertenecía el patrimonio de la artista, así como los trajes, joyas y derechos de las canciones. Esta también recibió la casa de Miami y la finca El Administrador. José Ortega Cano, por su parte, obtuvo su parte de Yerbabuena. Gloria Camila se quedó con la casa de Chipiona y la finca de Los Naranjos a repartir son su tío Amador.

Cabe recordar que Rocío Jurado no dejó nada directamente a sus nietos Rocío y David Flores con la intención de que Antonio David no se pudiera aprovechar de tales propiedades a través de sus hijos, como señaló Rocío Carrasco en su momento.

MÁS SOBRE: