Los alimentos que debes comprar y congelar de cara a Navidad: su precio se pondrá por las nubes

El marisco y el pescado suelen encarecerse bastante

Ana Más

Aunque te parezca que todavía queda mucho tiempo para Navidad, los supermercados ya están llenos de dulces navideños y quién más y quién menos, sobre todo si es previsor, ya está pensando en qué hacer de comer y cenar esos días sin que se le vaya la extra en ello. Y es que muchos alimentos empiezan a subir antes de Navidad.

El año pasado la OCU advertía en un estudio que a partir de las últimas semanas de noviembre, los precios de los productos típicos de estas fechas se disparan, así que si no quieres que ‘te pille el toro’ este año, quizás sea buen momento ahora de empezar a comparar e incluso a comprar y congelar.

Lo primero que se encarece es el marisco, que a partir de la última semana de este mes ya estará más caro. Según este estudio del año pasado, las almejas babosas y los percebes gallegos, son de los alimentos que más se encarecieron, concretamente un 44% y un 33,6% respectivamente. Una buena opción es sin duda comprarlos ya y congelarlos.


Estos son los alimentos que más subieron el año pasado en Navidad

Pescados como el besugo y la merluza se encarecen hasta un 20,7% en el caso del primero y de un 12,2% el segundo. Seguidos, según la OCU de las ostras y la angula, que subieron más de un once por ciento las primeras y un diez y medio por ciento las segundas.

Aunque los precios de la carne se mantuvieron más estables, al menos el año pasado, también subieron algo en estas fechas. Concretamente el jamón ibérico de cebo subió un diez por ciento, el pavo casi un cuatro por ciento, la subida de los cuartos de cordero fue de un 2,3 por ciento y la del redondo de ternera de un uno y medio por ciento.

Así que ya sabes, una buena opción es adelantarte a todas esas subidas comprando ya y congelando. Jesús Labrador propietario del grupo de restauración Bebola explicaba en 20Minutos cómo hacerlo bien en el caso del marisco,  «La forma es disponer el marisco en tuppers alargados para que no se amontonen unas piezas sobre otras y cubrirlos con agua mineral y en algunos casos se pone una rodaja de limón. Luego simplemente es cerrar el tupper lo más hermético posible y listo. Si se hace este método de congelar el marisco fresco hay que dejarlos en agua hasta el momento de cocinarlos». 

MÁS SOBRE: