Iñigo Onieva sin trabajo a dos meses de su boda con Tamara

Trabajaba como relaciones públicas en dos conocidos locales madrileños

Ana Más

El camino hacia el altar de Tamara Falcó e Íñigo Onieva está siendo complicado. Primero su ruptura por una infidelidad de él, después de la reconciliación la aparatosa caída de Tamara que acababa en esguince, además de las desavenencias con las diseñadoras de la marca Sophie et Voilà,  que le estaban confeccionando su vestido de novia y que han acabado con la ruptura del contrato entre ambas partes, a apenas dos meses de la misma y ahora un nuevo aldabonazo, el novio se acaba de quedar sin trabajo.

Onieva trabajaba como relaciones públicas de dos conocidos restaurantes de Madrid, ‘Tatel’ y ‘Totó’, un puesto del que ha sido despedido tal y como contaba Belén Esteban en Sálvame. » No sé qué habrá pasado, pero me han dicho que ya no trabaja ahí», explicaba la colaboradora.

De momento no han trascendido más detalles sobre la noticia e Íñigo tal y como explican desde La Razón, mientras su prometida viajaba a Nueva York para reunirse con el equipo de Carolina Herrera que se va a encargar de su vestido de novia, ha aprovechado para trasladarse hasta el  Santuario de Lourdes, «junto a una asociación benéfica que se dedica a visitar a enfermos y repartir alimentos entre los más necesitados».


El traje de Íñigo Onieva para la boda: un chaqué clásico

Tatiana Arús ironizaba sobre ello en el programa de La Sexta, Aruseros dónde afirmaba, «Lo que no sabemos es si ha aprovechado también para pedir a Lourdes trabajo porque ha sido despedido del restaurante y la discoteca de la que era relaciones públicas».

Aunque por otra parte explicaba que al menos el joven ya tiene traje para su boda y aunque no han desvelado quién ha sido el diseñador, si se sabe que será un chaqué clásico, sin estampados y en colores neutros.

Por su parte Tamara Falcó, ya de vuelta en Madrid tras reunirse en Nueva York con el equipo de Carolina Herrera explicaba a la prensa que estaba muy contenta con el resultado de la reunión y que de momento se conformaba con un vestido.