Mery Perelló no puede reprimir las lágrimas tras la lesión de Nadal

El tenista balear sufrió un pinchazo en la parte alta de su pierna izquierda

Ana Más

Durante el segundo set del partido que disputaba Nadal contra Mackenzie McDonald en el Open de Australia, el tenista balear sufrió un pinchazo en la parte alta de su pierna izquierda, se ponía de cuclillas y se echaba la mano a una de sus piernas demostrando así que se había hecho daño. Después de hablar con el fisioterapeuta Nadal abandonaba la pista para que le trataran.

A su gesto de dolor se sumaban el de preocupación de su entrenador, Carlos Moya, y su mujer, Mery Perelló, que no pudo contener el llanto al ver el accidente sufrido por su marido, que a pesar de todo continuó con el encuentro, que tal y como explican desde la web de la Cadena Ser: «acababa con un igualado 5-7 que provoca la eliminación del campeón español».

Un momento muy duro sobre todo para el tenista, que en la rueda de prensa posterior explicaba: «no puedo decir que no esté destruido mentalmente». Y añadía: «a veces uno se cansa de tantas lesiones», pero «toca aceptarlo».


Nadal agradece estar acompañado por Mery Perelló y el hijo de ambos

Nadal ha afrontado este primer Gran Slam del año acompañado no solo por su mujer, hermana y entrenador, sino también por el pequeño Rafael, su niño, que nació el ocho de septiembre del año pasado, algo sobre lo que el propio Rafa decía al principio del torneo: «Agradecido de tener la oportunidad de que estén aquí conmigo en Australia. Ayuda mucho».

Además, el mallorquín ha hablado por primera vez de lo que significa ser padre para él: «Es una de las cosas más bonitas de la vida, sin ninguna duda, así que, disfrutando de este nuevo momento, pasándolo bien, superfeliz».

Y ha reconocido que se sentía especialmente vulnerable, algo que le había hecho perder más partidos: «He estado perdiendo más de lo habitual y soy lo suficientemente humilde como para aceptar esta situación». Y añadía: «Necesito construir de nuevo todo este impulso y confianza conmigo mismo a base de victorias».

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO