Por increíble que parezca a la mayor parte de los españoles nos sobran habitaciones en casa

La otra realidad es que no se llegue al número de habitaciones necesario para cubrir las necesidades de las familias

Ana Más

O sobran habitaciones o no se llega al número de habitaciones necesario para cubrir las necesidades de las familias, este es el panorama en España con respecto a la vivienda. Una dualidad que nuestro país vive en plena crisis del precio de la vivienda en un momento en el que los precios están disparados a la espera de que se saque adelante una Ley de la vivienda que ponga límite a los precios de la misma,  algo de cuya eficacia dudan los expertos.

Desde eldiario.es explican que , «En la última década, ambas realidades (que sobren o que falten habitaciones) han avanzado, lo que deja traslucir la falta de adecuación del parque de viviendas a la realidad social.»

Y es que España es el sexto país de la Unión Europea donde hay un mayor exceso de dormitorios en relación con el número de personas que comparten vivienda. Según los datos publicados por Eurostat, casi un 60% de españoles habita en inmuebles donde sobran dormitorios, lo que supone 3,8 puntos más que en 2011.


Habitaciones casa: o nos pasamos o no llegamos


Aunque  lo habitual es que a los españoles le toquen dos habitaciones por persona, la sociologa Irene Lebrusán señala  que Eurostat habla de habitaciones y no de metros cuadrados, “En la etapa franquista se construyeron viviendas de 60 metros cuadrados con tres habitaciones y no eran casas enormes”, explica.

Por otra parte el profesor de la Universidad de Zaragoza  Daniel Sorando explica que hay barrios que están sobredimensionados y añade que «En un análisis con alumnos se veía que después de la Guerra Civil se construyeron viviendas muy grandes, por ejemplo, en Madrid en el barrio de Argüelles. Son viviendas donde hoy puede vivir una persona sola. «

El análisis de Eurostat no habla de los motivos que están detrás de esta realidad del mercado inmobiliario, aunque si se pueden desglosar diferencias por edades y situación socioeconómica.

Las rentas más bajas tienen casas donde sobran menos habitaciones, «la mayor diferencia se ve entre los menores de edad. De entre las personas de menos de 18 años en riesgo de pobreza, solo un 30% vive en hogares con exceso de cuartos, mientras que este porcentaje supera el 50% entre el resto de menores».

Por lo que se refiere a los mayores, «el 79% de las personas de más de 65 años habita en inmuebles con dormitorios extra, 20 puntos más que el total de la población. Un porcentaje que baja al 72% cuando se pone el foco en los mayores en riesgo de pobreza.». Es decir,  hay muchos hogares unipersonales de mayores con habitaciones donde nadie duerme.

Las estadísticas de Eurostat señalan también que las viviendas que están ocupadas por sus propietarios tienen más dormitorios por persona, sobre todo en el caso de las viviendas unifamiliares.

Los expertos señalan como trasfondo de todos estos datos «la falta de adecuación del parque inmobiliario a las necesidades del conjunto de la sociedad». En este sentido Lebrusán explica que  “los hogares han cambiado de una forma muy rápida, de hábitos y de costumbres, pero el mercado de la vivienda cambia de forma muy lenta. Además tenemos un parque de vivienda muy establecido, muy consolidado. Tenemos menos hijos, más tarde, las necesidades son otras”.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO