El orden correcto de tu skincare.

¿Qué va primero en la rutina de ‘skincare’ de noche? Este es el orden correcto de tu limpieza facial

El paso a paso de tu ritual de belleza

Sandra Escobar

Desde la llegada a nuestras vidas de los 10 pasos del ritual de belleza coreana, todo ha cambiado. Las marcas que comenzaron a difundir esta rutina secreto para tener esta piel de porcelana, siempre perfecta, han cambiado mucho nuestra forma de entender el llamado skincare.

Sabemos que para poder lucir un rostro joven (o por lo menos intentarlo), sano y cuidado hay que superar la pereza de la rutina de belleza por el día y por la noche, como el truco de la doble limpieza de cutis. La rutina de skincare de noche es especialmente importante porque es el momento en el que nuestra piel se regenera , por lo que hay que saber cómo cuidarla.

El paso a paso de tu rutina skincare

Uno de los consejos más habituales para hacer correctamente la limpieza facial es de lo más sencillo: ir de los productos más sólidos a los más densos. Sin embargo, los hay que difieren un poco en el orden y, al menos por las mañanas, ponen por delante el contorno de ojos, mientras que otros lo dejan para el final.


Para aplicar correctamente la rutina de skincare por la noche y saber qué va primero o qué producto hay que aplicarse antes, aquí te enseñamos, paso a paso, cómo hacerlo:

  1. Limpiador o Agua micelar: es el paso más importante porque antes de aplicar cualquier producto antes hay que limpiar la piel en profundidad tras los excesos y agresiones a los que hemos sometido nuestro cutis durante el día. Por eso, el primer paso siempre será aplicar un limpiador (que se adapte a nuestro tipo de piel y necesidades) para desmaquillar bien o retirar la suciedad o un agua micelar, mucho menos agresivo.
  2. Tónico: es uno de los pasos que suelen quedar en el olvido o que directamente obviamos, pero lo cierto es que el tónico tiene una importante función en nuestro skincare porque actúa como un intermediario. Prepara la dermis para el siguiente producto y la trabajan lo que ayuda a que nuestro cutis acoja bien lo que nos aplicamos.
  3. Sérum: es otro de los imprescindibles dentro de cualquier rutina de belleza. No importa si es el mismo que usas para tu limpieza de la mañana, aunque los hay que se deben aplicar exclusivamente por la noche; como aquellos con ingredientes regenerantes.
  4. Contorno de ojos: es el cuarto paso que no debemos olvidar. La crema para el contorno de ojos no solo hay que usarla para tapar las ojeras, sino para evitar que estas aparezcan o, por lo menos, para evitar el efecto ‘cara cansada’ con el que nos podemos despertar al día siguiente.
  5. Crema hidratante: mires donde mires, este será siempre el último paso de la rutina de skincare y también por la noche. Es idóneo para hacerlo antes de irse a dormir y después de haber aplicado el resto de cosméticos porque, además de renovar el cutis, nos ayuda a hidratar  y nutrir.

¿Qué cantidad hay que aplicar de cada producto?

Esta es otra de las preguntas que tienen que ver con el cuidado de la piel y que más intrigan. Muchos y muchas de nosotras pensamos que, cuanto más cantidad, más efecto hará. ¡Error! 

Es una de las creencias más comunes en cualquier rutina de skincare, pero también es uno de los principales fallos en los que solemos caer. Por eso, expertas como Leslie Hernández, estudiante de medicina, comparten a través de su cuenta de Instagram algunos turcos y consejos de cosmética.

De acuerdo con su opinión, la cantidad perfecta para aplicar el protector solar, uno de los pasos más importantes, como ya hemos destacado, es de dos dedos íntegros. Mientras que para la crema hidratante, la cantidad perfecta sería del tamaño aproximado de una nuez.

«Siempre la mido en 5 puntos para frente, nariz, cachetes, mentón y cuello«, apunta la experta. Sin embargo, el tamaño del sérum sería algo menos generoso, como de una «habichuela»; muy similar a lo que aplicaremos de limpiador, que con dos gotas bastan. Para el contorno de ojos, será suficiente con «el tamaño de una lenteja» que dé para ambos ojos.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO