Un padre sujetando a sus dos hijas por la calle.

¿Relojes GPS para localizar a los hijos? La controvertida práctica a la que recurren los padres con frecuencia

Hasta el 66% de los desaparecidos corresponden a menores de edad

Teresa Moreno

Uno de los mayores temores de los padres o tutores legales es que sus hijos desaparezcan. Es más habitual de lo que crees que tras un despite, te desubiques y en pocos segundos, no encuentres a tu hijo o hija en el lugar en el que lae habías dejado. Algo que teniendo en cuenta que hasta un 66% de las denuncias en España corresponden a menores de edad según el Centro Nacional de Desaparecidos (CNDES), dependiente del Ministerio de Interior, podría ser de lo más preocupante.

Por eso, y viendo que la tendencia sigue en alza, son numerosas los adultos que cada vez recurren más a la tecnología para estar al tanto de los últimos movimientos de los menores en tiempo real. Dentro de esta gama hay una gran selección de localizadores infantiles con GPS como podría ser los chips en la ropa, en la mochila e incluso, en los zapatos.

Aunque bien es cierto que dentro de este grupo hay unos que sobresalen sobre el resto y son los relojes inteligentes con GPS, popularmente conocidos como smartwatches, los cuales permiten a los padres conocer la ubicación de sus hijos en todo momento.


Controversia por su uso para localizar a los hijos

Es cierto que este tipo de dispositivos tecnológicos suponen un avance en la seguridad de los pequeños. De hecho, todos llevan incorporado un botón ‘SOS’ en el que al pulsarse se pone en contacto con el teléfono de referencia que se haya asociado previamente para temas de urgencias, lo que permitirá agilizar el aviso.

Peor no todas las partes lo ven igual, ya que una gran parte de los expertos en seguridad también advierten que, además de sus beneficios, también cuentan con una limitación para los menores de edad, ya que lo entienden como una pérdida de autonomía de los hijos durante su desarrollo.

Según la plataforma ADSL Zone, experta en análisis y recomendaciones tecnológicas, los relojes GPS no son «siempre sinónimo de mejora de la seguridad o privacidad de los pequeños». De hecho, el portal advierte que el uso del reloj puede empeorar incluso más esa forma de controlar y proteger a los hijos. Por eso, recomiendan poner el foco en la seguridad y vulnerabilidad constante a la que están sometidos los pequeños.

Niños mirando su reloj con GPS.
Getty

Bien es cierto, que desde hace tiempo, son muchas las aplicaciones o dispositivos electrónicos que llevan incorporado una especie de GPS y que permiten conocer la ubicación exacta de esa persona. Aunque, eso sí, siempre se debe contar con su consentimiento. Este podría ser también el caso de WhatsApp, ya que gracias a su herramienta de «compartir ubicación en tiempo real«, aunque sea por unas horas, podemos saber que hacen los hijos en todo momento. En este mismo sentido, Google Maps también brinda esta opción así como aquellos que tengan iPhone, ya que su sistema permite compartir la ubicación con otros familiares y saber incluso dónde están ellos en todo momento.

En cualquier caso, y según la empresa española SaveFamily insisten en una pequeña entrevista a Antena 3 que este tipo de tecnología lo que persigue es que «los padres estén tranquilos y los niños seguros», así como evitar los «posibles peligros» a los que los más pequeños se enfrentan en edades tan tempranas.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO