INFLACION FUTBOL MUNDIAL

Tarjeta blanca en el fútbol, ¿para qué sirve y cuándo se saca?

La árbitro Catarina Branco ha sido la primera en mostrarla en Portugal

Ana Más

Su nombre es Catarina Branco y ha entrado a formar parte de la historia del fútbol por ser la primera colegiada en mostrar una tarjeta blanca en un partido. Sí, blanca, ni roja ni amarilla. Fue en el encuentro entre el Benfica y el Sporting de Lisboa femenino (5-0), en el que Branco sacó la cartulina blanca.

Una tarjeta que fue instaurada por la Federación Portuguesa de Fútbol en 2018 para, lejos de ser una sanción, premiar el juego limpio y las buenas actitudes en un partido tanto en el terreno de juego como en la grada. Su finalidad es «reconocer los comportamientos correctos en el campo, aplicándose a jugadores, entrenadores y también aficionados», tal y como explican desde la Federación Portuguesa de Fútbol.

Fue en el minuto 44 del primer tiempo cuando la árbitro sacó la tarjeta blanca a los médicos de ambos equipos por haber atendido a uno de los hinchas que veían el partido en el Estadio de la Luz que tras sentirse mal, necesitaba asistencia médica. Los médicos de ambos equipos le auxiliaron y en reconocimiento a su buena labor la árbitro hizo uso de la cartulina blanca.


Un poco de historia sobre la tarjeta blanca y las demás

No es la primera vez que hay una tarjeta blanca en la historia del futbol, aunque no con la misma finalidad que en la actualidad. En España, la tarjeta que hoy conocemos como amarilla empezó siendo de color blanco y así fue durante cinco años, hasta que finalmente se cambió al color que marcaban las normas de la FIFA.

Y un poco de historia respecto a las tarjetas amarilla y roja. Ambas fueron implantadas oficialmente en el Mundial de México en 1970. El jugador soviético Kakhi Asatiani fue el primer jugador sancionado con tarjeta amarilla y Carlos Cazely, un jugador chileno, el primero al que se le sacó la roja.

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO