Artículo
Harina

¿Te imaginas comer un tipo de harina que te genere una saciedad más duradera?

Esta novedad permitiría reducir el riesgo de sufrir diabetes u obesidad

Carmen Álvarez

Unos investigadores del King’s College de Londres, han logrado que ¡por fin! podamos ingerir harina sin sentirnos mal y reduzca el riesgo de sufrir diabetes u obesidad cuando la comemos.

El bioquimico Peter Ellis, que es el principal protagonista de este estudio revela lo siguiente: «A la vez que se nos recomienda aumentar nuestra ingesta de fibra, este estudio subraya la importancia de la forma física de la fibra, como unas paredes celulares intactas, a la hora de ralentizar la digestión del almidón, mejorando los niveles de glucosa en sangre y simulando las hormonas que nos hacen sentirnos llenos».

Está harina está elaborada con legumbres (algunas son judías, guisantes y lentejas). Es un alimento que muchos nutricionistas recomiendan por los grandes beneficios que aportan a nuestro organismo, ya que ayudan a mantener un peso saludable y reducen el riesgo de padecer una enfermedad cardíaca. Según nos adelanta, la revista científicaca The American Journal of Clinical Nutrition


¿Cómo se ha realizado el estudio para comprobar los beneficios de esta harina?

Un total de 20 personas se enfrentaron a esta prueba para comprobar los beneficios de este nuevo tipo de harina.En un plato le sirvieron varias muestras de pan blanco que contenía un un 0, un 30 y un 60% de harina de guisante, respectivamente. Con el fin de que obtuviese algo de sabor, se le añadió un tipo de mermelada, pero sin ningún tipo de azúcares añadidos.

Según las sensaciones que compartieron los voluntarios, todo apunta a que el pan con harina de guisante sería el que mejor funcionaría y con el que menos lleno se sentían. Otro de los beneficios que aporta este tipo de harina es que reduce los niveles de glucosa en sangre.

Todo apunta que esta nuevo alimento sea una auténtica revolución y genere un buen impacto en la vida saludable de muchas personas.

MÁS SOBRE: