Este es el pescado que los expertos recomiendan no comer: poco sabor y ninguna calidad nutricional

Hay muchas alternativas, como la merluza, el bacalao, el lenguado, la lubina, el rodaballo o el rape

Ana Más

Todos sabemos que una dieta equilibrada debe incluir pescado, la recomendación de los expertos es incluirlo en nuestra dieta entre dos y tres veces a la semana, combinando blanco y azul. Sus beneficios están sobre todo en su alto contenido en ácidos Omega 3, beneficioso entre otras cosas para reforzar nuestro sistema inmunológico y cardiovascular.

Además el pescado es una de las principales  fuentes de minerales como el zinc o el fósforo, y de vitamina A, B12 o de ácido fólico, nutrientes que intervienen en la concentración, la memoria y, el aprendizaje, recuerdan desde Saber Vivir. El pescado más recomendado por su calidad nutricional es el pescado azul, que es rico en grasas saludables. Sardinas, arenques, salmón y caballa entre otros, los primeros algo más económicos pero todos nutricionalmente muy interesantes.

Sin embargo los expertos  desaconsejan el consumo de uno en concreto, la panga, cuyo principal atractivo es su precio. Sin embargo su casi nula calidad nutricional lo hace muy poco recomendable, además de su escaso sabor, que tiene muy poca proteína y un «ínfimo nivel de ácidos grasos poliinsaturados«, explican desde El Español.


Otras alternativas a este pescado

Y es que la panga, procede del rio Mekong en Vietnam, uno de los más contaminados del mundo, con presencia de muchos pesticidas y niveles de mercurio que podrían ser perjudiciales para la salud: «llegando a superar los 0.5 mg/kg en algunos casos, niveles similares al pez espada y emperador. La normativa europea fijaba sus límites de mercurio anteriormente en estos 0.5 mg/kg, pero dichos límites ahora se han fijado en 1 mg/kg de peso», explican desde El Español.

Hay muchas alternativas, como la merluza, el bacalao, el lenguado, la lubina, el rodaballo o el rape, que aunque, algo más caros, tienen una gran calidad nutricional, además de que podemos consumirla en su versión congelada, más económica.

 

MÁS SOBRE: