Tamara Falcó

La reacción de la madre de Íñigo Onieva a los rumores de embarazo de Tamara Falcó

Una foto de la marquesa de Griñón ha hecho saltar las alarmas

Noelia Bertol

Desde que Tamara Falcó e Íñigo Onieva se dieran el ‘sí, quiero’ el pasado verano, las miradas han seguido centradas en ellos no solo para observar cómo es su nueva vida de casados, sino también porque no han dejado de perseguirles los rumores de embarazo. 

La marquesa de Griñón siempre ha manifestado su deseo de convertirse en madre, y ahora que ha unido su vida a la de Onieva, y teniendo en cuenta que a sus 42 años no puede esperar mucho más si quiere engendrar un hijo de forma biológica, son muchos los que esperan que de un momento a otro estos den la noticia.

Cada detalle hace saltar las alarmas entre sus seguidores. Es lo que ha ocurrido con una reciente foto que compartía la hija de Isabel Preysler a través de su cuenta de Instagram. En ella aparece mostrando su conjunto en una foto-espejo y pareciera que con la mano se alcanza a tocar la tripa, un gesto que ha servido para que muchos usuarios salieran de dudas.


 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Tamara Falcó (@tamara_falco)

«La cara lo dice todo, y la mano en la barriga. Está embarazada», «¿Me lo parece a mí o está embarazada?», «Da la sensación de que está embarazada», «Pienso lo mismo, ¡está embarazada!«, se puede leer entre los comentarios de la publicación.

La madre de Íñigo Onieva reacciona ante el posible embarazo de Tamara Falcó

Si la gente ha dado o no en el clavo con sus vaticinios es algo que de momento no podemos confirmar, pues ni Tamara Falcó ni Íñigo Onieva han confirmado nada. Tampoco Carolina Molas, madre del empresario y suegra de la marquesa de Griñón, ha confirmado ni desmentido la información al ser preguntada por la prensa sobre la posibilidad de ser abuela pronto.

El micrófono de Europa Press se acercaba a ella en plena calle para conocer su opinión ante estos rumores, si bien esta no ha hecho más que sonreír a la prensa amablemente y marcharse en el taxi que la estaba esperando. Parece que, de ser ciertos, habrá que esperar a que la pareja lo confirme.