Así fue el asalto de Maná a la Casa Blanca

José Gómez
Archivado en: Maná  •  

El pasado 5 de mayo se celebró la última fiesta de Barack Obama en la Casa Blanca para conmemorar la victoria la batalla de Puebla (México) en 1862 frente al ejército francés que contó con una actuación muy especial.

El grupo mexicano Maná fue el encargado de amenizar la velada a la que acudieron unos 200 invitados, entre los que se encontraban el músico cubano Emilio Estefan y el cocinero español José Andrés.

Durante la ceremonia, Maná se subió al escenario para interpretar siete de sus grandes éxitos. “Labios compartidos”, “Vivir sin aire”, “Rayando el sol”, “Dónde jugarán los niños”, En el muelle de San Blas”, “Mariposa traicionera” y “Corazón espinado” fueron los temas que Maná escogió para deleitar a todos los asistentes.


mana1

El concierto tuvo una duración aproximada de media hora y Fher, el líder de la banda, aprovechó la ocasión para agradecer en el escenario la invitación de este año a la ceremonia que se celebra anualmente en la residencia presidencial.

Se trató de la tercera vez que Barack Obama coincidió con la banda mexicana y es que Maná ya participó en 2012 en un mitin del político hawaiano y en 2013 actuó en Washington durante su fiesta de investidura tras ser reelegido presidente de EE.UU.