Pedro García Aguado en Atrévete

«Mi hijo es adicto a la bebida energética y he leído que puede ser muy malo»

29/11/2017, a las 11:43

Solemos ser adictos a diversos tipos de bebidas, ya sea Coca-Cola, Fanta Naranja e incluso al té o al café. Es el caso del hijo de 18 años de Mateo.

Es un chico maravilloso, además de un estudiante y deportista ejemplar. Pero se ha aficionado a los botes de bebida energética. Hasta volverse adicto y consumir dos o tres botellas de un litro y medio cada día.

Su padre ha leído que estas bebidas estimulantes, al igual que la cafeína, pueden provocan problemas en el corazón.

Está preocupado y pide ayuda a nuestro experto en adolescentes, Pedro García Aguado.

Pedro García Aguado aconseja sobre los riesgos de las bebidas estimulantes:

Se ha demostrado que consumir una alta cantidad de cafeína o las bebidas estimulantes pueden llegar a provocar un trastorno obsesivo adictivo e incluso problemas en el corazón . Pero no tiene punto de comparación con la droga. Esta última es una patología muy seria. Se trata más bien de un tema de salud.

Hay que tener un control y no sobrepasar el consumo de cualquier tipo de alimento o líquido. No tiene el mismo efecto un refresco energético que tomarse muchos cafés. La cafeína es peor en todos los sentidos. Los problemas de corazón son más frecuentes.

Asistir a un terapeuta puede ser conveniente si se desarrolla un trastorno adictivo. A veces, es difícil dejar de ingerir algo a lo que estamos acostumbrados. Por lo que hay que medir cuánto se consume.

Aunque ojo, estas bebidas refrescantes están al límite de lo permitido frente a un control de cafeína, por ejemplo.

Te puede interesar: “Existe una moda de desaparecer 48 horas de casa y tengo miedo que mi hija lo haga”

Mateo tiene que dejar de preocuparse ya que no se trata de un caso de drogas. Sí que puede ser fuerte consumir tantas botellas al día, pero no tiene el mismo efecto que la cafeína pura. Aunque está al límite.

Puede que sea una adicción, por lo que hay que intentar que consuma menos cada día. Cambiar esa bebida por otra e incluso por agua, que es mucho más sano para su cuerpo y salud.

Hay que dejar claro que si es deportista, quizás le «obliguen«, de alguna manera, a consumir unos cuantos refrescos de este tipo a la semana.

No se debe descartar la posibilidad de asistir a un terapeuta si siguiera por el mismo camino. Podría convertirse en un trastorno adictivo, del cuál es difícil salir si no se trata cuanto antes.

¡Escucha aquí los consejos de Pedro García Aguado! (29.11.2017) Y cada semana, no te los pierdas en Atrévete.

Otros temas que te pueden interesar:

“Amenacé a mi hijo con denunciar al amigo que le pasa marihuana ”; Pedro García Aguado responde

"La novia de mi hijo sufre arresto domiciliario"; Pedro García Aguado responde

¿Le controlas o miras el Facebook a tus hijos? Pedro García Aguado nos habla de ello

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana