Estilo de vida

Formas de salir de un grupo de WhatsApp sin ofender a nadie

07/08/2018, a las 10:17


Desde que se inventó la máquina para cortar jamón y la videollamada en grupo de WhatsApp resulta más complicado vivir en este planeta. Sin embargo, todavía estás a tiempo de salvar tu vida saliendo de los grupos de esta aplicación que te están amargando la vida.

Un adiós educado y comedido

No nos engañemos, formar parte de grupos tan variados como «colegas de la piscina», «padres del colegio Pepito Pérez» o «amantes del punto de cruz» te provoca un estrés increíble. De hecho, podrías llegar a recibir una cantidad de mensajes tan increíble como insoportable. Así que, si no eres menor de 18 años, esta información te interesa.

Lo primero que debes tener en cuenta es que no te da la vida para tanto grupo. Sin embargo, si el personal lee «Pepe ha abandonado el grupo» generará tanto una serie de rumores sobre tu persona como una más que probable avalancha de mensajes en tu cuenta personal pidiéndote explicaciones. ¿Cómo puedes coger las de Villadiego sin que el personal se dé cuenta?

Accede al chat del grupo, pincha en la opción «info» y bloquea las notificaciones.

– Posteriormente, selecciona «notificaciones personalizadas» y desactiva los avisos y las notificaciones.

Elimina los archivos del grupo.

Así, conseguirás, cuanto menos, no recibir más mensajes y limpiar tu teléfono de los clásicos «memes»  que no dejan de saturar su memoria. Esta opción está disponible solo para los que actualicen la aplicación y en algunos modelos de móvil.

Libertad y adiós WhatsApp

Como es lógico, los aburridos de turno no van a tardar demasiado en preguntarte si te pasa algo o por qué no participas como antes en los debates que se proponen en el grupo. Incluso llegarán a conseguir que te sientas mal por haber apostado por dejar de malgastar tu tiempo libre. Si eres una persona aprensiva y piensas que puedes ir al infierno por abandonar el grupo recuerda que:

Este tipo de grupo se crean siempre con un objetivo determinado. Volviendo a uno de los ejemplos anteriores, «colegas de la piscina» será para informarse de los horarios de la instalación o de propuestas similares. De ahí a convertirlo en un mercado de rumores o un escaparate de cadenas interminables que te auguran un siglo de mala suerte si la rompes, va un mundo.

Estás abandonando un chat, no te vas a Marte. Tan sencillo como esto. Si el grupo comenzó siendo de 5 personas con las que te llevabas bien y ha terminado siendo de 50 a los que no conoces, tu decisión es más que lógica.

Nadie es imprescindible. No te preocupes, los pelmazos siempre encontrarán a alguien para enviarle todo tipo de mensajes, imágenes y grabaciones.

Si no quieres dar la espantada, debes proponer un cambio. En ocasiones, resulta más sencillo recordarle al resto de integrantes por qué están en el grupo e insistir en que otro tipo de temáticas o comentarios pueden ahorrárselos. Sí, suena duro, pero peor es soportar las interminables pamplinas de los que no tienen nada mejor que hacer salvo fastidiar a los demás. ¡Ya está bien!

Así que, de ti depende irte dando un portazo o como salías de clase para coger el último autobús. Nada es eterno en la vida y un grupo de WhatsApp es un perfecto ejemplo de cómo lo efímero no deja de ser una distracción y no algo que haya que soportar de forma forzosa. Échale un vistazo a tu teléfono y actúa en consecuencia para volver a recuperar tu tranquilidad.

También te va a interesar:

¿Cómo se detecta a un mentiroso a través de WhatsApp?

Ahora sabrás si un mensaje tuyo de WhatsApp ha sido reenviado

 

Webs de PRISA

cerrar ventana