Estilo de vida

Nunca pidas café en un avión. Té, tampoco. Te contamos por qué

07/10/2019, a las 11:46


Jamila Hardwick es la identidad de la azafata que lo ha gritado a los cuatro vientos el peligro de beber café y té durante un viaje en avión.

Lo cierto es que en vuelos largos es complicado poder mantenerte despierto sin tomarte un café, pero puedes probar con una Coca Cola o caramelos de café, con suficiente cafeína para mantener despierto a un elefante.

¿Y por qué no es recomendable tomar café? El motivo no es que la calidad del grano sea alta o baja, el problema está en cañerías del agua. Y eso es precisamente lo que ha desatado todas la alarmas.

Según esta azafata, nadie de la tripulación ingiere café o té caliente durante el vuelo. Saben que las tuberías por las que circula el agua rara vez se limpian. Y eso, a pesar de que las compañías tienen obligación de desinfectar los tanques de agua cuatro veces al año. Saben que no es suficiente y para evitar cualquier riesgo de intoxicación no consumen nada que no esté enlatado.

¡La Coca Cola light también es non grata!

Y ¿sabes porqué? Porque al ser vertida en un vaso, la presión que hay en la aeronave y la química de esta bebida provocan que se forme mucha espuma y tengas que echarla poco a poco, provocando una considerable pérdida de tiempo al servicio.

Las toallitas húmedas, imprescindibles

Jamila ha largado de lo lindo y también ha puesto el foco en las bandejas de los asientos. Asegura que está llena de gérmenes y que aunque aparentemente parezca que están limpias, es más que recomendable que pasemos una toallita húmeda que arrastre, al menos, la suciedad más superficial.

Sobre la limpieza de la tapicería de los asientos no ha llegado a pronunciarse porque considera que sobre ello poco puede hacer el usuario, salvo traerse una manta de casa y colocarla sobre el sillón

El zumo de tomate sabe mejor

No todo iban a ser malas noticias. La presión hace que cambie la percepción de los sabores. La sal se saborea entre un 20% y un 30% menos intensa y el azúcar entre un 15% y un 20%. Sin embargo, el zumo de tomate sabe mejor en el aire, dentro de una cabina presurizada. Se degusta, más fresco y dulce. Es una de las conclusiones que se desprenden de la  investigación del Instituto de Física Fraunhofer, en Baviera.

“El sabor del zumo de tomate es más intenso cuando la presión atmosférica es más baja, en condiciones normales se le llega a percibir como enmohecido”, afirmaba la química Andrea Buirdack-Freitag, del citado instituto, en declaraciones al periódico Die Zeit.

Suscríbete a la Newsletter de Cadena Dial ¡y sé el primero en enterarte de todo lo que pasa con tus artistas favoritos! Además, consejos de salud, nutrición, estilo de vida, deporte, redes sociales y especiales sobre nuestros premios, conciertos y concursos.

También te va a interesar:

¿Té o café? ¿Qué es mejor para tener energía?

Mousse de torrijas: menos calorías, más sabor

 

Entra en CadenaDial.com y súmate al boletín más completo de lo mejor de nuestra música¡Únete aquí mismo!

Exprime la vida y lo mejor de nuestra música con Cadena Dial. Emoción, sentimiento, pasión, corazón, afecto, amistad… todo lo que te mueve en tu vida, en tu emisora de radio favorita, Cadena Dial.

Y adéntrate en el Universo Dial en nuestra web. Ponte al día de las novedades musicales, cómo están tus artistas favoritos, entrevistas, exclusivas… Además, consejos de salud, nutrición, estilo de vida, deporte, redes sociales y especiales sobre nuestros premios, conciertos y concursos.

 

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana