Estilo de vida

Canciones que se pegan como un chicle: aquí la explicación

31/05/2019, a las 00:01

escuchar-musica


Basta que odies una canción para que se te meta en la cabeza y no se vaya ni con disolvente. ¡Tendría que estudiarlo la ciencia! Ahí estás tú, tan feliz, haciendo tus tareas, cuando de repente te descubres a ti mismo tarareando un estribillo al que le has declarado la guerra. Ya no hay salida. Una nueva canción te ha atrapado.

Puedes intentar pensar en otras cosas, taparte la boca con cinta americana o someterte a una sesión de brujería. Si una canción se ha pegado a tu mente como una lapa, no se irá de allí en la vida, como cuando invitas a casa a tus amigos más pesados. Y, ¿Qué me dices de la teoría de que te resulte imposible aprenderte los apuntes de un examen pero que te sepas a la perfección mil y una canciones?

El motivo de que esas melodías resuene en tu coco como un disco rayado no obedece a ningún desorden mental. Tampoco encierra mensajes ocultos, como los sueños. La explicación es más sencilla que todas esas películas que te estás montando.

 

musica-bebe

 

La razón por la que no puedes parar de tararear esas canciones

 

La ciencia asegura que la culpable de este insistente fenómeno es la corteza auditiva. El proceso se resumiría así: escuchas una canción pegadiza y parte de esa melodía se cuela en tu cerebro como si fuera un parásito. Entonces, tu mente comienza a elucubrar y a intentar completar esos espacios que quedan en blanco. El mejor camino para conseguirlo es la repetición y los artistas lo saben: las canciones más pegadizas suelen tener letras sencillas, pegadizas y fáciles de recordar.

 

Más habitual en unas personas que en otras

 

Ya puede parar la música, que la melodía continúa activa en la cabeza. Incluso, pasado el tiempo, ese mecanismo puede activarse con tan solo escuchar una palabra de ese fragmento. Y aún hay más. La frecuencia con la que se da esta situación varía de unos individuos a otros, dependiendo del grosor de ciertas partes del cerebro.

De esta forma, aquellos que tienen más espesas las áreas relacionadas con la memoria musical y la percepción auditiva son más propensos a estar todo el día con alguna canción pululando por su mente. Los expertos también apuntan a las personas obsesivas compulsivas como las más susceptibles de sufrir el síndrome de la canción en bucle. Y tú, ¿Eres de los que no te puedes sacar una canción de la cabeza?

 

guitarra

 

¿Hay algún antídoto, doctor?

 

Para sacar ese estribillo de tu cabeza puedes emplear algunas técnicas. Ahora bien, ¿conoces el dicho «una mancha de mora con otra verde se quita»? Pues no solo es aplicable a las relaciones amorosas. La lección es válida con el tema que nos ocupa. Ya escucharás otro anuncio con un soniquete pegajoso que se convierta en tu próxima obsesión. Lo que viene siendo «un clavo quita a otro clavo». Por suerte, la industria musical está en constante renovación así que cuando no te puedas quitar una canción de la cabeza recuerda… ¡Pronto vendrá otra nueva!

 

Agárrate a un clavo ardiendo

 

Eso sí, siempre podrás recurrir a estas técnicas en bucle. En primer lugar, puedes cambiar de actividad y elegir una que requiera concentración y esfuerzo. Retoma el libro que estabas leyendo o sal con la bici. Culturizarse y sudar, ¿hay algo mejor?

No sabemos si mejor, pero, al menos, igual de terapéutico: enchufar la radio y empaparse de otros sonidos. Si, además, sabes tocar un instrumento, prueba a cantar otra canción. Tu mente se trasladará directamente a este nuevo tema. Mira, para algo han servido tus clases de guitarra en la adolescencia.

 

radio

 

Y si ni así lo logras, elige la terapia de choque. Solo apto para los más valientes. Efectivamente, ponerte la canción que no para de merodear por tu cabeza de principio a fin. Atendiendo a las explicaciones de los expertos, tu cerebro conseguirá llenar esos vacíos y la despedirá con honores. ¡Qué curioso!

Ya sabes las razones por las que tarareas ese estribillo sin ton ni son. La teoría la conoces al dedillo. Ahora, también sabes que no te servirá de mucho, ¿verdad? Te seguirá ocurriendo por los siglos de los siglos.

 

 

Suscríbete a la Newsletter de Cadena Dial ¡y sé el primero en enterarte de todo lo que pasa con tus artistas favoritos!

Además, consejos de salud, nutrición, estilo de vida, deporte, redes sociales y especiales sobre nuestros Premios, conciertos y concursos.

Entra en CadenaDial.com y súmate al boletín más completo de lo mejor de nuestra música, siempre en Cadena Dial

Lee también:

Pase que te inventes las canciones en inglés, pero en español ¡Ya te vale!

Canciones que confesaron amores, ¡les debemos mucho!

Suavemente, La Macarena, Pavo Real… ¡las canciones más pegadizas!

 

Exprime la vida  y lo mejor de nuestra música con Cadena Dial. Emoción, sentimiento, pasión, corazón, afecto, amistad… todo lo que te mueve en tu vida, en tu emisora de radio favorita, Cadena Dial.

Y adéntrate en el Universo Dial en nuestra web. Ponte al día de las novedades musicales, cómo están tus artistas favoritos, entrevistas, exclusivas… Además, consejos de salud, nutrición, estilo de vida, deporte, redes sociales y especiales sobre nuestros premios, conciertos y concursos.

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana