perro salud perruna mujer actos veterinario

5 razones científicas por las que deberías dormir con tu perro

Carlos Rerucha

Nuestras mascotas son una parte esencial de nuestro día a día… hasta que llega la noche. En ese momento, no todos los dueños tienen las mismas preferencias a la hora de dormir. Algunos disfrutan durmiendo en compañía de ellas y otras sin embargo prefieren dejarlas una cama individual en el suelo y preservar su espacio e intimidad.

Ahora, ¿qué opción es mejor? Varios estudios científicos coinciden en cinco razones que, en el caso de dormir con perros, aportan beneficios a nuestra salud.

Hoy en Fauna Dial las repasamos todas para ti. ¡Dulces sueños perrunos!

 

perro

 

1. Da más seguridad

 

Según las investigaciones de la Universidad de Queensland, en Australia, dormir con nuestra mascota nos proporciona más seguridad y protección.

Además, ayuda a conciliar al sueño a las personas sensibles al ruido. ¡Chollazo!

 

2. Reduce la presión arterial

 

La revista Journal of Behavioral Medicine publicó un artículo muy famoso a finales de los años 80 en el que confirman una relación causa-efecto entre dormir junto a nuestra mascota y la bajada de la presión arterial, siendo ésta un factor clave a la hora de relajarse y coger sueño.

 

3. Le hará muy feliz y reducirás su ansiedad

 

Ya se ha demostrado que los perros segregan serotonina (hormona de la felicidad) cuando están cerca o entran en contacto con sus amos.

Dormir puede ser también uno de estos escenarios. Ayúdale a sentirse feliz y seguro.

 

perro-tumbado

 

4. Reduce el estrés

 

La hormona responsable del estrés en los seres humanos se llama cortisol. De acuerdo a un estudio de la Universidad de Florida, dormir con la mascota reduciría notablemente los niveles de esta sustancia, proporcionando así un mejor descanso.

 

5. Mejora nuestro vínculo afectivo

 

Igual que en seres humanos. Dormir junto a alguien o en este caso, nuestro perro, es un acto muy íntimo que fortalece el vínculo afectivo de manera exponencial.

Así lo confirma este estudio publicado en la revista Human Nature.

 

perros perro ropa amor