Estilo de vida

Cómo prevenir y actuar ante un golpe de calor

10/07/2020, a las 08:50

Calor


Las altas temperaturas comienzan a manifestarse en nuestro país, síntoma de la temporada estival. Pero, aunque nos gusta disfrutar del buen tiempo, hay que tener en cuenta que la exposición continua al sol puede desencadenar en una insolación o una ola de calor, que puede llegar a ser muy grave en el caso de personas mayores y niños.

El calor excesivo causa la pérdida de líquidos en nuestro organismo, lo que lleva a la deshidratación. Por ello, es tan importante prevenirlo como saber actuar en una situación en la que alguien a nuestro alrededor pueda haber sufrido una insolación. Para ello, te damos las pautas necesarias para prevenirla, reconocerla y actuar. 

Cómo prevenirlo

 

Lo más importante en estos casos es prevenirlo. Si nos mantenemos hidratados y llevamos a cabo algunos detalles más, evitaremos sufrir una insolación. Estos detalles pasan por:

No hagas ejercicio en las horas en las que el sol es más intenso.

Bebe muchos líquidos aunque no tengas sed. Estos pueden ser agua o zumos naturales de frutas.

– Evita el intenso sol en la cabeza. Para ello, utiliza gorras y sombreros.

Evita las comidas calientes y abundantes. 

Evita los tonos oscuros a la hora de vestir y usa ropa amplia y ligera.

– Aplícate crema solar antes de salir de casa y exponte al sol lo menos posible en las horas del mediodía. 

Calor insolación playa

¿Cómo lo identifico?

 

Si una persona es víctima de un golpe de calor, lo más probable es que presente alguno de estos síntomas: mareo, dolor de cabeza, fatiga, desorientación o confusión, fiebre, convulsiones, pulso alterado, piel colorada o delirios. 

Aún así, debes asegurarte de que se trata de una insolación, dado que algunos de estos síntomas son también manifestaciones de otros problemas en el organismo. En cualquier ocasión, lo más adecuado es acercar a la víctima al centro de salud. 

Joven en la playa deslumbrada por el sol

¿Cómo debo actuar?

 

No obstante, si se trata de una insolación, podemos actuar para reducir la gravedad del asunto antes de llevar a la persona en cuestión al hospital.

¿Cómo? Muy fácil. Si una persona en tu entorno ha sido víctima de una insolación, trasládala a una zona fresca y acuéstala en el suelo con las piernas elevadas. Mójale la cara con agua y dale de beber si está consciente para hidratar su cuerpo. Si hay un ventilador o aire acondicionado cerca, enciéndelo. Si la persona no puede mantenerse en pie, llama a los servicios sanitarios o acércalo tú mismo al centro de salud si tienes un vehículo cerca.

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana