El pan que te pone morena y ¡que engorda menos que el normal!

Nuria Serena

Síiiii ¡existe! Y está elaborado con maíz, espelta y cúrcuma. ¡Y tú misma te lo puedes hacer en casa! Vamos a darte la receta

Ingredientes:

100gr de maíz
290gr de espelta
1/2 chta de cúrcuma y un poco de pimienta
1 cucht de sésamo y sal marina
1 y 1/2 cucharadita de levadura eco seca
200ml de agua
1 cucharada de aceite de oliva virgen extra


¡Cómo hacerlo!

1ºMezclamos los ingredientes en un bol… haciendo un volcán incorporanos el agua y comenzamos a amasar

2ºEspolvoreamos harina en una encimera y comenzamos a amasar a mano, de fuera hacia dentro…

3ºDejamos reposar 2 horas tapado con un trapo húmedo

4ºPre-calentamos el horno a 200º y horneamos de 45 a 60 min si es un pan de molde. Si hacemos panes individuales con 20 min suele ser suficiente.

¡Engorda menos y potencia el bronceado!

¿Porqué engorda menos este pan que el blanco tradicional? Muy sencillo. El maíz tiene una gran propiedad saciante porque es rico en almidón. Por eso, la sensación de plenitud se sostiene por un tiempo más prolongado y no necesitemos hacer visitas a la cocina entre horas.

Y ¿cómo es posible que ayude al bronceado?

 

Esto es responsabilidad de la espelta, que es rica en fibra soluble. Y la fibra además de apoyar al maíz en su propiedad saciante contiene un aminoácido llamado lisina. Y aquí está el quid de la cuestión. Este aminoácido esencial incrementa la producción de elastina y colágeno, imprescindibles para que la piel se regenere tras la exposición solar.

 

Por último, aparece el tercer elemento, la cúrcuma que contiene un porcentaje generoso de Zinc, que actúa como escudo contra los rayos ultravioleta. Además, mejora de los procesos digestivos, la prevención del envejecimiento prematuro de la piel y el freno al daño celular causado por los radicales libres.

Por lo tanto, si unimos los beneficios de estos tres ingredientes, luciremos en verano una piel más bronceada y luminosa puesto que está regenerada. 

Recuerda: come siempre pan integral. Engorda igual que el pan blanco pero es mejor porque aporta más vitaminas, minerales, ácidos grasos esenciales y fibra, por lo que regula el tránsito intestinal. Además, la fibra produce sensación de saciedad y ayuda a comer menos.

Otros tipos de pan que debemos probar

 

  1. De centeno: Es un pan oscuro, amargo y denso, ideal si sufres de estreñimiento.
  2. De maíz: rico en proteínas pero sin gluten, resulta ideal para los celíacos.
  3. De pasas: lleva 600 g de pasas por kilo de harina. Te regula por dentro.
  4. De avena: Nutritivo, delicioso y además tremendamente fácil de hacer en casa
  5. De soja: Recomendado para celiacos porque no contiene gluten. Se suele combinar con otro tipo de harinas para aportar consistencia a la masa.

 

MÁS SOBRE: