Este año te contamos cómo pasar un divertido Halloween en casa y en familia

Nuria Serena

Hoy te damos unas cuantas ideas para que lo pases “de miedo” este Halloween sin salir de casa.

Empezaremos por una terrorífica decoración de la casa

Puedes empezar por hacer guirnaldas de Halloween caseras . Necesitarás bolas de porexpan, papel couche o tela, cartulina, pegatinas de ojos y chinchetas.


Pinta de negro las bolas para hacer el cuerpo de los murciélagos , recorta unas alas de cartulina negra y se las pegas, ahora sólo te falta pegar las pegatinas de los ojos.

Para hacer los fantasmas, solo tienes que poner el papel o la tela encima de la bola con una chincheta, pegar los ojos y colgar todos los muñecos en una cuerda.

Así de sencillo!!

Con unas medias de rayas, cartulina y unos zapatos antiguos podrás llenar tu casa de brujas, recreando unas piernas de bruja que puedes colocar asomando por debajo de una alfombra, una manta o colgando del techo.

Además por supuesto de las clásicas calabazas decoradas que puedes colocar en distintos lugares de tu casa.

Halloween

Es importante elegir una calabaza que se sostenga en la base y que sea lo más lisa posible.

Hay que abrirla por detrás y vaciarla y por delante dibujar los ojos y la boca que después recortaremos. Ya sólo queda meter una vela para iluminarla.

Aquí puedes encontrar algunas manualidades fáciles para hacer con niños.

Comida de Halloween

Una vez decorada la casa puedes empezar a pensar en la comida.

Te damos algunas sencillas ideas, por ejemplo la de las arañas hechas con galletas Oreo.

 

A la galleta Oreo le pegas un par de pepitas de chocolate de colores que harán las veces de ojos (tipo Lacasitos) y unas cuantas tiras de regaliz negro a los lados serán las patas de la araña.

Puedes convertir unos plátanos en unos simpáticos fantasmitas de la manera más fácil.

Pela los plátanos y pártelos por la mitad, funde un poco de chocolate y deja caer unas gotitas en una superficie lisa para hacer los ojos y la boca, cuándo se enfríe y se endurezca pégaselas al plátano y…. ya tienes tus fantasmitas.

Hay muchas más recetas saludables y divertidas que puedes elaborar.

 

Diseño de vestuario

Vamos ahora con nuestros disfraces, no es necesario invertir mucho tiempo ni dinero, en internet puedes encontrar sitios dónde descargarte máscaras que puedes imprimir y colorear.

Es una buena opción para entretener a los niños que ellos mismos pinten y decoren sus caretas cómo más les guste.

Con algunas ropa vieja que tengas por casa, medias rotas, algunos retales de tela y algo de imaginación podéis inventar y crear vuestros disfraces.

Juegos y cine

Una opción para los más pequeños es adaptar los juegos clásicos a Halloween por ejemplo jugar a las tinieblas con toda la casa a oscuras y con música terrorífica.

También podéis organizar una gymcana con diferentes pruebas por toda la casa, podéis poner nombres terroríficos a cada equipo y por supuesto disfrazaros.

A pasar un Halloween de miedoooooooooo!!

Con las calabazas y unos aros de colores puedes jugar a ver quién tiene mejor puntería encestando.

Además podemos organizar un maratón de películas de miedo, hay muchas películas aptas para los más pequeños (El pequeño vampiro, Pesadillas, Maléfica, Las aventuras del pequeño fantasma, Monster house…) Luego sólo hace falta preparar un buen plato de palomitas, sofá y mantita y listo.

CONTENIDO PATROCINADO