Estilo de vida

Este verano se complican los paseos a la orilla del mar y te contamos por qué

03/06/2020, a las 08:41


En un principio y para garantizar las distancias interpersonales, el Gobierno decretó seis metros de zona de paso libre junto a la orilla del mar, una distancia ya prevista en la ley de costas.

Ahora, el ejecutivo ha decidido eliminar la orden sanitaria que regula en el uso de las playas la franja de seis metros que obligatoriamente debía quedar libre junto a la orilla para uso general, con lo que los ciudadanos ya no tienen garantizado este verano poder caminar junto al mar sin sortear bañistas.

 

Familia corriendo en la playa

Y porqué han eliminado estos seis metros de distancia. Muy fácil, Hay playas que cuando sube la marea se quedan prácticamente sin espacio para los bañistas.  Por eso, eliminando esos seis metros, se permite que cada uno de los ciudadanos que acudamos a la playa podamos colocar nuestra toalla a una distancia interpersonal mínima de dos metros, ya que contamos con más espacio para distribuirnos.

Sin embargo, nunca llueve a gusto de todos. Así es verdad que tenemos más sitio para dejar las toallas separadas del bañista de al lado, pero nos quedamos sin espacio para pasear sin ir sorteando tumbonas y pareos a lo largo de nuestra caminata.

Más dificultades también para el salvamento

La eliminación de los seis metros, también hará más complicado el acceso de los servicios de emergencia y de seguridad ante cualquier eventualidad: ahogo, desmayo, corte etc

Normativas establecidas para el baño en playas por Sanidad ante el coronavirus

El 23 de mayo el Ministerio de Sanidad estableció diversas condiciones de acceso a las playas con medidas de protección contra el coronavirus:

-los ayuntamientos podían establecer limitaciones tanto de acceso -siempre gratuito- como de aforo en las playas a fin de asegurar que se respeta la distancia interpersonal de, al menos, dos metros entre bañistas.

fernando simón contagio mar playa

-los ayuntamientos podían establecer límites en los tiempos de permanencia en las mismas, así como en el acceso a los aparcamientos para facilitar el control del aforo de las playas.

-para calcular el aforo máximo permitido por cada playa, se consideraría que la superficie de playa a ocupar por cada bañista sería de aproximadamente cuatro metros cuadrados. Para ese cálculo se descontaría de la superficie útil de la playa, como mínimo, una franja de seis metros a contar desde la orilla en pleamar, tal como establece la Ley de Costas. Esa franja ahora queda eliminada.

 

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana