Noticia

Miguel Bosé recuerda el día que comió hormigas chicatanas

14/07/2020, a las 08:35

miguel bosé coronavirus gobiernos sesión fotos


Miguel Bosé es un gran amante de la naturaleza y, como un camaleón, es capaz de adaptarse a cualquier entorno. Cuando visita otros países y otras culturas, disfruta conociendo las costumbres de sus gentes y llevándolas a cabo como si de uno más se tratara.

Un gran amante de México, el artista compartía estos días en sus redes sociales un vídeo recuerdo de uno de sus viajes al país azteca en el que muestra a sus seguidores una de las tradiciones más comunes de las localidades del sur: comer hormigas chicatanas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#tbt comiendo #HormigasChicatanas

Una publicación compartida de Miguel Bosé Oficial (@miguelbose) el

«Salen una vez al año, se aparean y mueren. Cuando mueren se procesan y luego ya es cuando se comen«, expresa el intérprete de Morena mía en un vídeo explicativo a sus seguidores que culmina con este llevándose a la boca un par de ellas. «Están absolutamente deliciosas. Lo recomiendo«, añade el mismo.

Los comentarios de sus seguidores se dividen entre los que consideran esta tradición interesante, los que la han probado y les apasiona y, por último, los que jamás comerían algo así.

Comer insectos es algo muy típico en otras culturas. Sin embargo, no está nada arraigado en la española. Y tú, ¿probarías estas hormigas?  

hormiga chicatana

Hormigas chicatanas, una delicia del Centro y Sur de América

 

Con las primeras lluvias del año, emerge del suelo este tipo de hormigas. Los más rápidos son los que consiguen las más grandes recogiéndolas del propio suelo. Son tradiciones gastronómicas muy antiguas tanto en este país como en otros del Sur de América como Colombia, donde se las conoce comúnmente como «hormigas culonas«.

Una vez recogidas del suelo se cocinan y, o bien se preparan típicas salsas con ellas, o se comen como el artista muestra en el vídeo, cuya textura es crujiente. ¿Te animarías?

Webs de PRISA

cerrar ventana