Estilo de vida

Septiembre, el mes de las rupturas: cómo evitar que el fin del verano afecte a tu relación

11/09/2020, a las 08:37

ruptura


Se llaman amores de verano precisamente porque duran lo que dura esta estación. El ambiente cálido de la temporada estival, la ropa corta y clara, las pieles morenas, los planes nocturnos e improvisados, las vacaciones, la playa… todo incita a enamorarse, y resulta fácil en este contexto. Lo difícil, sin embargo, es que sobreviva a ello. 

Septiembre es el mes de las rupturas porque muchas parejas no son capaces de soportar el bajón que pega la relación cuando acaba el verano y hay que acatar de nuevo responsabilidades individuales.

Los días pasan a tener menos horas y nosotros, inevitablemente, a tener menos tiempo. Esto no debe traducirse como muchos hacen: menos tiempo dedicado a la pareja. Ya no es verano pero, si de verdad hay amor, juntos podréis sobrevivir a septiembre. 

cita amorosa preguntas seducción

¿Qué pasa con las parejas consolidadas?

 

Algunos estudios señalan septiembre como el mes de las rupturas por excelencia. Según estos, es con el fin de las vacaciones de verano cuando más crecen las peticiones de divorcio y las separaciones. En las parejas más consolidadas puede que el problema no venga de haber pasado un verano idílico juntos, sino más bien por todo lo contrario.

Con la rutina del resto del año, cada miembro de la pareja pasa inadvertidos los problemas que atraviesa su relación al estar pendiente de las ocupaciones laborales, del hogar o de los hijos. Es con la llegada de las vacaciones y el pasar las 24 horas del día juntos cuando estos se dan cuenta de que algo falla.

Muchos se toman el inicio de septiembre como una manera de emprender una nueva vida en la que, afortunada o desafortunadamente, no está su pareja.

¿Cómo salvar mi relación con el fin del verano?

 

– Que no decaiga la comunicación entre vosotros. Es la clave en una relación, que haya comunicación y, al mismo tiempo, saber escuchar al otro. Compartir alegrías es muy fácil, pero ser su confidente y que quiera compartir contigo también aquello que le angustia, es lo que os hará grandes.

Ponte en su lugar, intenta comprender a la otra persona. No es tan difícil, seguro que así lográis entenderos mejor.

– Evitad caer en la rutina. Otoño también tiene su encanto, seguro que sois capaces de hacer planes improvisados que os saquen de la monotonía.

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana