Estilo de vida

Sí, tu eres una de estas dos niñas ¡dinos cual! Dentro vídeo

01/06/2020, a las 12:50


La humanidad entera está representada en cualquiera de estas dos niñas

Mira el vídeo y dinos ¿quién de ellas eres tú?

 

¿Con quién te has identificado?

Una madre, educa a sus hijos de la misma manera: con iguales principios y valores. Sin embargo, cada uno es diferente y actúa de forma diferente ante las diversas circunstancias que la vida le plantea.

Y estas dos criaturas maravillosas encarnan precisamente eso, la dicotomía social del comportamiento, la libertad de construir una personalidad propia a pesar de tener los mismos referentes, la obediencia y la picaresca.

 

 

Los niños nacen sin prejuicios, no conocen la obediencia ni la desobediencia, eso es algo que se aprende, al igual que la sumisión o el espíritu crítico. Nosotros los adultos, tanto padres, como familia, amigos y profesores, interactuamos con ellos durante las distintas etapas de su vida ayudándolas a conformar una personalidad única, intransferible, nadie es igual a nadie. Todos somos diferentes.

En este caso vemos a dos maravillosas criaturas: una de ellas obediente, capaz de acatar lo que le pide otra persona, porque esa persona, por la manera de interactuar con el niño, goza de un reconocimiento de autoridad. Esta niña posee espíritu crítico porque en este caso no cuestiona a su madre y la obedece ya que le ha mostrado su disponibilidad, su cariño.

Utiliza su balcón para vengarse de quienes le caen mal

Y la segunda niña: Pues tiene una personalidad muy marcada, desafía a su madre y la desobedece ante los lamentos de su hermana que no da crédito al contemplar cómo se come el chocolate.

Los niños desobedientes tienen un temperamento fuerte, son desafiantes, miden continuamente las fuerzas y quieren ser el centro de atención. Pero ojo! En este caso, la pequeña no reconoce ante su madre que ha desobedecido, disimula y eso la redime… Cuántos de nosotros nos sentimos identificados con ella. Cuántas veces nos hemos hecho los despistados para poder salirnos con la nuestra.

Y sabes? Eso tiene un nombre ¡Picaresca!

Pícaro es un adjetivo que se utiliza para calificar a aquellas personas que se caracterizan por tener una personalidad simpática, alegre y con gusto por las travesuras, la malicia (quizás inocente) o la ironía. Los niños suelen ser pícaros pero el término se puede aplicar a cualquier persona sin importar su edad.

Ser pícaro implica ser una persona con humor y además con un nivel de inteligencia ya que se supone que todo lo que se dice es por una razón especial, o que se busca significar algo particular con ello.

Deja tu comentario

Webs de PRISA

cerrar ventana