Un ladrón atraca un establecimiento y acaba sirviendo un croissant para no ser descubierto

Rodrigo Díaz

Sorprendente noticia la que nos trae Saray Esteso y que tiene acento maño. ¡Lo que sea porque no te pillen!


 

 

 

En Las Fuentes de Zaragoza, un hombre entró en una famosa tienda de chucherías y frutos secos para llevarse todo el dinero del lugar. Encerró a las dos dependientas en el almacén y se dispuso a robar la caja… Aunque una cliente entró en acción.

Para no ser descubierto, sirvió con total naturalidad a esa mujer que reclamaba un croissant y un zumo, inventándose el precio y vendiéndoselo para que se marchara y él continuara con el robo.

De lo que tampoco se dio cuenta es de la puerta trasera del establecimiento, la cual quedó abierta para que las dos trabajadoras pudieran escapar y alertar a la policía. Finalmente, los agentes intervinieron y han acabado deteniendo al individuo sin lamentar ni un solo herido.

CONTENIDO PATROCINADO