Shakira

¡Adiós al rubio! Shakira vuelve a sus orígenes

Noelia Bertol

No, no hemos dado un salto a los años 90, pero lo cierto es que Shakira ya no es tan rubia como seguramente recuerdas. En los últimos meses la cantante colombiana ha ido protagonizando un cambio progresivo de imagen. Tanto es así, que ha logrado que algunos no lo hayan apenas advertido.

No obstante, si comparamos algunas de sus últimas publicaciones con otras de hace dos o tres años, el contraste es verdaderamente notable. Shakira ha abandonado el rubio brillante que ha lucido por más de 18 años para dar paso a una melena más oscura que todavía se aleja de su color natural de pelo, el negro.

La de Barranquilla luce ahora un pelo castaño oscuro de un tono tan natural que parece propio. Esta utiliza trucos de belleza que ayudan a dar un mayor aspecto natural al tinte, como es teñirse también las cejas en sintonía con el resto del cabello. Lo hizo cuando lucía la melena rubia, y lo ha hecho de nuevo con este paso al moreno.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Shakira (@shakira)

Shakira, melena camaleónica

 

Aunque la cabellera rubia ha sido un icono de la artista durante años, lo cierto es que esta ha jugado con su pelo cambiándolo de color en distintas ocasiones. Lo ha llevado negro, rojo, rubio ¡y ahora castaño! 

La melena de la artista es camaleónica y, a decir verdad, aún no nos hemos encontrado con que una de las opciones le siente mal. ¡Está espléndida en todas sus versiones!

Recopilamos en este fotogalería algunos de los cambios de imagen con los que más nos ha sorprendido. ¿Cuál es tu favorito? 

  • Shakira

    Shakira pelirroja

  • Shakira morena

    Shakira morena

  • Shakira

    Shakira con el pelo rosa

  • Shakira

    Shakira rubia

  • shakira

    Shakira con el pelo castaño

Hace ya varios meses que la intérprete de Chantaje comenzó a oscurecer su melena, tal y como se puede comprobar en su cuenta de Instagram. Tan solo nos hace falta retroceder a uno de los últimos escenarios de esta, el descanso de la Super Bowl, para darnos cuenta de que ya por febrero lucía un pelo menos rubio al que estábamos acostumbrados.

Y tú, ¿te habías percatado de este cambio?