Alba Santana, hija de Mila Ximénez, emociona al equipo de Sálvame con su intervención en directo

Guss González

Mila Ximénez fallecía esta semana a causa de un cáncer que la ha tenido en tratamiento durante los últimos meses. Sus compañeros de la profesión y amigos se despidieron de ella en las horas más duras para la familia.

El programa donde Mila colaboró en los últimos doce años, Sálvame, hacía un especial en su honor con los colaboradores más cercanos a la periodista. Su hija, Alba Santana, entraba en directo para agradecer el gesto y todo el cariño recibido desde la que fuera su casa en Mediaset.

«Disculpadme si me tiembla la voz, pero he encontrado un poco de fuerza para entrar un momento porque a mi madre le gustaría que os diese las gracias. Gracias por el día de hoy, tantos años, tanto cariño, gracias por ayer…», explicaba muy emocionada.

Sus compañeros en plató no han podido aguantar las lágrimas. Jorge Javier Vázquez, que no acudió al tanatorio y los colaboradores, se emocionaban ante la llamada de la única hija de la periodista, que explicaba lo mucho que ha aprendido de su madre.

El equipo del programa no ha podido evitar las lágrimas con la llamada y el testimonio de Alba, que junto a sus nietos eran el principal impulso en su día a día. «De alguna manera la hemos compartido y a partir de este punto ya eso no nos une, pero yo sé que esté donde esté siempre la vamos a llevar en el corazón. Solo tengo palabras de gratitud», comentaba su hija.

Imagen de Mediaset

Alba, hija de Mila Ximénez y Manolo Santana, narraba con orgullo y satisfacción que «la gente me paraba para decirme, «cómo te quiere tu madre, cómo habla de ti tu madre»…».

 

Alba Santana se despide de su madre

 

La capilla ardiente de Mila Ximénez se instalaba desde la misma tarde del miércoles en el tanatorio madrileño de a M-30, hasta que este jueves se procedió a su incineración. Fueron muchas las personas que se desplazaron hasta allí para dar su último adiós a la periodista y acompañar en el dolor a la familia.

«Ayer mucha gente me decía lo feliz que le hacían los viajes a Ámsterdam, lo que necesitaba estar conmigo y con los niños y la felicidad que me ha dado poder darle eso hasta el último momento…La tranquilidad de saber que ella se va pero que yo estoy cuidada y bien… Esa es la paz que yo le vi en los ojos en sus últimos momentos», ha expresado Alba en la llamada en directo.

Desde aquí, enviamos un caluroso afecto y nuestro más sentido pésame a toda la familia.

MÁS SOBRE: