Noticia

Alerta a tus hijos: el peligroso reto de Tiktok por el que tuvieron que extirpar parte del intestino a un niño

09/06/2021, a las 15:58


El peligro de algunos retos en las redes acecha de nuevo. No es la primera vez que la intención de llevar a cabo un viral en Internet está a punto de acabar con la vida de alguien. Esta vez un reto de TikTok casi lo consigue con dos menores, de 11 y 13 años de edad que estos días, de forma independiente, han tenido que ser intervenidos quirúgicamente tras haber ingerido por accidente pequeños imanes. 

Pero, ¿cómo ha ocurrido esto? Se trata de un nuevo reto de TikTok que consiste en colocarse un pendiente falso en el labio para hacer creer a los padres que se trata de un piercing de verdad. Para ello, los jóvenes se colocan una bola imantada en la parte visible y otra parte dentro de la boca, dando un aspecto de pendiente real. 

Dos jóvenes intervenidos

 

El problema está en que hay varios niños que por culpa de este reto han ingerido accidentalmente estos pequeños imanes. En Reino Unidos dos jóvenes han sido intervenidos con apenas unos días de diferencia por esta misma razón. El primero, de 11 años de edad, se tuvo que someter quirúrgicamente a una operación para eliminar los imanes de su cuerpo, que incluso se quedaban pegados a las herramientas con las que trabajaban los médicos.

El segundo, de 13 años de edad, protagonizaba el segundo caso de este estilo apenas unos días después. Este acudió al centro de salud tras experimentar constantes dolores de estómago y vomitar «cosas negras«. En su caso los imanes se habían incrustado en el intestino y el apéndice, razón por la que se le tuvo que extirpar parte de este.

La «pesadilla» de TikTok

 

La madre del más joven, Amy Clarke, de 31 años de edad, alertó sobre los peligros de este reto a través de su página de Facebook para que los demás padres tuvieran cuidado con sus hijos. «Esto es una pesadilla. Esta locura de TikTok podría haberle matado si hubiéramos tardado más. Por favor, hablen con sus hijos y díganles lo peligrosas que son las perlas magnéticas y que son mortales si se ingieren«, compartía.

Por suerte el desenlace de esta historia no ha sido el peor, pero lo cierto es que no hay que bajar la guardia con este asunto, no queremos lamentar ninguna tragedia disfrazada de «reto divertido».  

MÁS SOBRE:

Webs de PRISA

cerrar ventana