Arkano reconoce públicamente tener un problema de salud

El rapero habla de sus acúfenos, un sonido contante que emana de si interior

anamas

Guillermo Rodríguez Godínez, más conocido cómo Arkano es un artista alicantino que con tan sólo quince años consiguió llegar en 2009 a la final en una competición nacional de «peleas de gallos», dónde demostró con creces que lo suyo era la improvisación y el rap. Además de conseguir un record Guinness, después de encadenar 24 horas, 37 minutos y 34 segundos improvisando rimas sin parar, descansando únicamente para comer y beber.

Después vendrían colaboraciones con artistas cómo Nach, Melendi o Alejandro Sanz, además de su paso por televisión con Proyecto Arkano, un programa de Televisión Española en el que abordaba temas de interés para los jóvenes, además de su paso por La Voz Kids, dónde ejerció de asesor de Melendi.

Aunque probablemente muchos espectadores tengan su nombre presente por su participación durante nueve galas en la edición 2021 de MasterChef Celebrity.

Arkano reconoce públicamente tener un problema de salud

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Arkano (@smootharkano)

El ser un personaje conocido ha hecho que algunas marcas le llamen para hacer publicidad y precisamente en ese marco es dónde ha reconocido tener un problema de salud.

Ha sido concretamente en una campaña para Gaes a la que han llamado «Oyeah, Listen Responsibly» , con la que la marca de aparatos auditivos trata de concienciar a la población más joven de la importancia de cuidar la salud auditiva.

A través de su cuenta de Instagram, Arkano confesaba que «es muy curioso como nunca había tenido presente la salud auditiva hasta que empecé con mi problema de acúfenos, ahora entiendo lo importante que es tenerla en cuenta».

Los acúfenos o tinnitus a la sensación de percibir zumbidos o pitidos sin que haya ningún origen externo. Suele ocurrir por una lesión, por posturas que perjudiquen las áreas cervicales o de la mandíbula o por estrés.

Se suele tratar con fármacos y rehabilitación precisamente para corregir esas malas posturas, además de terapia de habituación para que se dejen de percibir conscientemente los pitidos, colocando un enmascarador de acúfenos y en los casos más graves implantando un audífono.

 

MÁS SOBRE: