Cómo cuidar tus labios y mantenerlos jóvenes e hidratados a partir de los 40

anamas

La piel de los labios es una de las zonas más delicadas del rostro y en las que más se nota el paso del tiempo.

La piel en esa zona es mucho más fina que en el resto del rostro y no tiene melanina ni glándulas sebáceas, esto la deja desprotegida del sol y de la hidratación.

Además, la falta de hidratación se acentúa durante esta época del año debido al frío y a los cambios bruscos de temperatura por lo que es fundamental aplicar todas las medidas preventivas de cuidado cuanto antes.

Cómo cuidar correctamente la piel de los labios

Hay determinados gestos que pueden ayudarte a prevenir el envejecimiento. Es importante beber mucha agua para mantenerlos hidratados, además de aplicar vaselina ,manteca de cacao o bálsamo labial.

A la hora de elegirlo ten en cuenta que el bálsamo labial tiene que hidratar, proteger y reparar.

Las mantecas  pueden ser de cacao o karité, que dan untuosidad y suelen llevar elementos hidratantes como miel, ácido hialurónico, jalea real, fitoesteroles, que además reparan.

Hay que protegerlos del sol aplicando un fotoprotector. Gestos cómo fumar y tomar alimentos muy calientes, podrían estresar el propio labio.

El frío, un enemigo a combatir

Como te decíamos, una causa muy común de los labios agrietados es el frío, pero también la exposición al viento, al aire acondicionado o a cambios bruscos de temperatura.

Sin embargo, puede haber otros motivos, como la deshidratación por no beber suficientemente agua. Si, además, tienes la costumbre de beberte algún cubata de vez en cuando o fumas bastante, ahí tienes otro motivo de peso para que tus labios tengan ese aspecto tan desagradable.

 

Pero no tienen por qué ser malos hábitos los que perjudiquen tu piel, pues también hay alimentos que causan este problema: por ejemplo, los cítricos te pueden provocar una reacción fototóxica al darte el sol; también los suplementos de vitamina B12 y un exceso de vitamina A pueden causar esta reacción. Si, además, tienes carencia de alguna vitamina en concreto, ya tienes otra respuesta a tu problema.

 

MÁS SOBRE: