Crema del sol

Crema solar, elige una que además de protegerte no dañe el mar

anamas

No cabe ninguna duda de que es importantísimo proteger nuestra piel de los rayos solares con un buen protector pero hay algo que muchas veces se nos escapa y es que  los productos químicos de algunos protectores solares pueden dañar gravemente los ecosistemas acuáticos, sobretodo las barreras de coral.

Las cremas solares están formuladas con filtros cómo  la oxybenzona, el octinoxato, el octocrileno, el dióxido de titanio (TiO2) y las nanopartículas de plástico, considerados tóxicos para la vida marina, algo que es tan grave cómo desconocido ya que la mayoría de la población desconoce cómo afectan estos productos al medio ambiente.

Cuando elijamos un  un protector solar es importante leer la composición  y evitar adquirir y usar los que contienen este tipo de sustancias.

Este año Hawái han  prohibido la venta de protectores solares  que contengan oxybenzona y octinoxato, una  medida que  ha empezado a ser adoptada por otros estados y se va a extender a otros países, aunque estamos lejos de que se generalice su implantación.

Alrededor de 14.000 toneladas de protector solar acaban en el mar cada año, afectando seriamente a los seres vivos que habitan los ecosistemas subacuáticos desde el Ártico hasta los arrecifes de coral del sur del Pacífico.

Las organizaciones de consumidores y los grupos ecologistas llevan años intentando que las autoridades actúen en este sentido.

Pero a pesar de las noticias en medios de comunicación y de las campañas en redes sociales, estos compuestos tóxicos de los filtros solares siguen acumulándose en mar, alterando la vida marina y ocasionando un impacto mucho mayor aún en los ecosistemas de agua dulce, como lagos y estanques, donde aceleran la eutrofización y acaban con la biodiversidad acuática.

Crema solar, consumo responsable

 

Algunas marcas de cremas solares ya están reformulando sus productos para reducir el impacto ambiental que ocasionan.

Mientras la legislación que prohíbe estas sustancias se generaliza (ya hay una propuesta de resolución del Parlamento Europeo para ello), nosotros podemos ir haciendo algo por el planeta y el medio ambiente: rechazar los protectores solares que las incorporen.

Nuestro papel ahí es muy importante, debemos evitar comprar cremas solares que usen estos productos tóxicos, para proteger así el medio ambiente.

Un artículo recogido en el Confidencial  habla de un estudio del Laboratorio Ambiental Haereticus, de Estados Unidos, vinculó directamente el uso de protectores solares formulados con estas sustancias tóxicas con el acelerado blanqueamiento que están sufriendo las barreras coralinas en todo el planeta, algo que hasta entonces se venía atribuyendo exclusivamente al aumento de las temperaturas provocado por el cambio climático.

Concretamente la oxybenzona, se ha demostrado que actúa como alterador endocrino de las larvas de coral y causa daños en su ADN, lo que provoca que se encierren en su propio esqueleto y mueran.

 

El  actor norteamericano Robert Redford y su hijo James (recientemente desaparecido), han creado un centro que lleva su nombre (Centro Redford)   dedicado a la creación y realización de documentales de divulgación y educación ambiental y precisamente hace unos años realizaron un un impactante trabajo al respecto: vale la pena verlo, sobre todo si estamos pensando en comprar un protector solar.

MÁS SOBRE: