David Bustamante

David Bustamante lleva a juicio y pide cárcel para el que fue su asesor, Francisco Manjón

Noelia Bertol
Archivado en: David Bustamante  •  

Siempre vemos la parte amable del mundo de la música, pero lo cierto es que hay aspectos a los que nuestros artistas tienen que hacer frente y que por lo general suelen pasarnos desapercibidos, como son las polémicas internas de equipo que en ocasiones llegan a manos de la justicia y, en este punto, suelen trascender al público.

Tal y como informa ABC, hace cinco años David Bustamante recibió una notificación de Hacienda. Normalmente esto no va a acompañado de buenas noticias y en esta ocasión no fue menos. No obstante, el artista se liberó de toda culpa y apuntó directamente a un nombre: Francisco Manjón. Pero, ¿de quién se trata?

Francisto Manjón fue mano derecha del cántabro desde prácticamente sus inicios en la música. El artista se apoyó en la experiencia de este para lidiar con las polémicas que pudieran manchar su imagen y su nombre en sus primeras andanzas tras la salida de la Academia.

david bustamante cantante concierto artista

Esta labor de protección le hizo ganarse la confianza de David Bustamante hasta tal punto que el cantante puso en sus manos asuntos financieros y legales y que según este es de donde surgen los desajustes con la Agencia Tributaria, razón por la que el de San Vicente de la Barquera rompió lazos con su antiguo asesor y pasó a pedir cárcel para el mismo y un pago de 500.000 euros. 

«Si saco lo que tengo, se arrepentirá»

 

En una entrevista con el citado medio, Manjón se ha mostrado muy dolido con el artista y asegura estar viviendo «una auténtica pesadilla» desde hace cinco años. A pesar de haber permanecido callado por una cuestión de «lealtad», no duda en reconocer que «si la justicia me da la razón, creo que ya no me voy a callar«.

«Tengo material que si saco, se arrepentirá«, ha asegurado este, que se sabe «conocedor de todo lo que ha pasado en su vida, en su matrimonio y en sus relaciones«. Manjón se declara inocente de los delitos que se le atribuyen, pero habrá que esperar al fallo para conocer la decisión de la justicia.

Lo que está claro es que se trata de un asunto delicado en el que ambas partes reafirman su inocencia y, sea cual sea la sentencia, supondrá el fin de una polémica que llevan años arrastrando y la cual no han podido seguir ocultando. 

MÁS SOBRE: