Dejar la cama sin hacer, la mejor solución contra los ácaros

anamas

Hacer la cama cada día al levantarnos es importante para tener nuestra casa ordenada, pero también lo es ventilar las habitaciones de la casa para que se renueve el aire.

Si eres de los que hace la cama nada más levantarte deja de hacerlo. Es muy importante ventilar antes de hacer la cama ya que si no les estaremos dando a los ácaros un excelente caldo de cultivo para proliferar en nuestras sábanas, un lugar perfecto para ellos y otros pequeños organismos. Los ácaros producen alergias y son perjudiciales para personas con problemas respiratorios.

Según un estudio realizado por la Universidad británica de Kingston, dejar la cama sin hacer permite que los ácaros no se acumulen entre las sábanas.

Cama, ¿cuánto tiempo ventilo?

La oscuridad, el sudor y el calor que les proporcionamos mientras estamos en la cama, hacen que la cama sea todo un campo de cultivo para estos arácnidos. Por ello es necesario retirar bien las sábanas, cambiarlas cada semana  y exponerlas al aire fresco y renovado del exterior, así eliminaremos la humedad y renovaremos el aire caliente por aire fresco, además de dejar que entre la luz del sol, algo importante para contrarrestar los ácaros.

Lo ideal para combatir los ácaros, bacterias y hongos es abrir las ventanas nada más levantarse y cerrarlas antes de irnos de casa, para ello deja la tarea de hacer la cama para lo último antes de salir, así ventilarás el tiempo suficiente, si no vas a salir cuanto más tiempo ventiles mucho mejor.

MÁS SOBRE: