Errores que puedes evitar al comprar ropa

anamas

Seguramente en tu armario haya ropa sin estrenar o que sólo has usado una vez. Te contamos algunos de los errores más frecuentes que cometemos al comprar ropa.

Si prestas un poco de atención conseguirás que tu armario esté mucho mejor organizado y no lleno de prendas que al final no te pones nunca.

Primero de los errores: Comprar on line y no devolver por pereza y guardar “por si acaso”

Seguro que te ha ocurrido comprarte algo on line y que no te guste cuando llega a casa, pero sin embargo por pereza no lo cambias. Si no te convence devuélvelo al día siguiente, si no sólo hará bulto en tu armario.

Muchas veces guardamos ropa por si acaso vuelve a estar de moda, esta claro que casi todo vuelve en moda pero si hay una prenda que llevas sin usar dos años deshazte de ella, dónala y haz espacio en tu vestidor.

Mucha ropa pero de mala calidad

Normalmente gastamos más en ropa barata que en cara pero casi siempre el precio está relacionado con la calidad de la ropa que cuanto más barata antes se desgasta.

Mejor comprar menos y de más calidad y  además ayudarás así al pequeño comercio y a los artesanos y estarás siendo más sostenible.

Acumular vaqueros y ropa de fiesta

Al final usamos los que mejor nos quedan pero tendemos a tener el armario lleno de pantalones vaqueros. Haz limpieza y quédate con los que te sientas más cómoda.

A veces nos pasamos comprando ropa para un evento o fiesta pero al final son prendas que no usamos en el día a día y terminamos usando una o dos veces.

 Comprar porque “se lleva” y caer en las ofertas

No todas las modas nos gustan ni nos sientan bien, así que es un error comprar por tendencia, intenta adecuar la moda a tu gusto personal. Si no te convence no lo compres aunque esté de moda.

Cuando hay rebajas casi nadie se puede resistir. Pero hay que ser realista, si compras por impulso dejarás la prenda en tu armario.

No leer etiquetas y no probarte

Probador

Normalmente no miramos las etiquetas de las prendas y luego podemos encontrarnos con que las hemos lavado mal y no cómo nos indicaba el fabricante, estropeándola sin querer.

Pruébate la ropa antes de quedártela, no tiene nada que ver cómo queda en la percha a cómo le sienta a cada una.

Comprar una talla más o una menos

A veces compramos una talla menos aunque nos quede justa la prenda con la esperanza de adelgazar o cogemos una más grande para que nos quede más suelto. Error.

Coge siempre tu talla si no dejarás la prenda en el armario una vez más.

MÁS SOBRE: