Fumar, tomar café o encender el ordenador, destierra estos hábitos nada más levantarte

anamas

Encender el ordenador, fumar o tomarte un café en la cama, ¿te reconoces en alguno de estos hábitos?. Lo normal es que suene el despertador y comencemos a correr. Si a esto le añades algunas costumbres como estas  no te estás haciendo ningún favor sino todo lo contrario.

Te contamos de algunos hábitos que debes ir dejando si quieres empezar el día con buen pie y terminarlo mejor aún.

No abrir la ventana al levantarnos: uno de los primeros hábitos a corregir

Abre para ventilar cuando te levantes. La luz del día ayuda a cerrar el ciclo circadiano del sueño, de forma natural y eso mejora nuestra energía diaria.

Usar ordenador y móvil incluso antes de levantarte y/o poner la tele

Dos chicas miran el móvil en la cama

 Si incluso antes de levantarte coges ya el móvil para ver tus mensajes o leer noticias sólo conseguirás empezar el día estresado y de mal humor.

Tómate tu tiempo para levantarte con calma y espera a mirar el móvil una vez hayas desayunado.

Lo mismo ocurre con la tele,  puede hacer aumentar los niveles de cortisol, ya que el ruido o la negatividad de las noticias pueden alterarnos. Ver series o películas evitará que estemos activos  por la mañana.

Tomar un café nada más levantarnos y no desayunar

Una chica toma café en la cama

Los  niveles de cortisol son más elevados por la mañana y es posible que un café en ayunas los aumente más aún y esto haga que cuando pase un rato decaiga la energía de golpe.

La farmacéutica Meritxell Martí en declaraciones a la Revista Hola, explica  que algunos estudios indican que es preferible tomar esa taza de café algo más tarde.

Es mucha mejor opción un vaso de agua templada, con limón para eliminar las toxinas

El desayuno nos va a aportar   la energía que necesitamos para el resto del día, por eso es muy importante hacerlo.

Las calorías ingeridas en este momento van a convertirse en energía y es el mejor momento para hacer comidas más abundantes.

No limpiarnos la cara y no hidratarla

Una chica limpiándose la cara

Cuando dormimos las glándulas sebáceas continúan segregando grasa y células muertas que se van desprendiendo por la noche (haz la prueba con un algodón y un tónico nada más levantarte, verás cómo se impregna de suciedad), por eso es muy importante limpiarnos el rostro al levantarnos. Es tan importante como desmaquillarnos por la noche.

Beber agua fría y fumar

Una mujer fuma en la cama

Aunque es bueno beber agua al levantarse, lo mejor es que sea a temperatura ambiente.

Nos va a hidratar y mejorará nuestro tránsito intestinal.

En cuanto a fumar nada más levantarnos. Meritxell Martí afirma que es mucho más tóxico que a otra hora del día, suele inhalarse más profundamente y es un claro indicador de la adicción al tabaco que tenemos.

 

 

MÁS SOBRE: