Isidro Montalvo y el «mensaje especial» de las bicis en una nueva poesía

Rodrigo Díaz

Isidro Montalvo ha vivido otra noche de inspiración con la bicicleta como protagonista, ¿quieres saber por qué?


Considerando el ciclismo un deporte maravilloso, ha comenzado su recital hablando de un camino «crepitante» y un sol «desgranándose» en un caluroso día de primavera o verano.

«Me parecieron solo movimientos del aire», expresaba nuestro compañero en referencia a ese ritmo que cogen las bicis «sigilosas, veloces y transparentes«.

Para rematarlo, Isidro Montalvo gira 360° la poesía para acabar dando una lección de lo que nunca hay que hacer cuando te montes sobre una de ellas: «Bicicleta mía, que me haces soñar… Cuando cierro los ojos, me puedo piñar».

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO