Peinados para irte a dormir y levantarte guapísima

Harán que te levantes con un pelo precioso

anamas

¿Peinarse para ir a dormir?, seguro que te suena a película de Hollywood, pero sin embargo no te hablamos  solo de cepillarse bien el pelo, que también,  sino de peinarse de una forma determinada para lucir un pelo de estrella de cine al día siguiente. Duerme con estos peinados y tu estilo lo notará.

Cepillarse el pelo antes de dormir hace que los aceites que se producen de manera natural en el cuero cabelludo se distribuyan al resto de la melena.Es muy importante hacerlo con un cepillo adecuado a cada tipo de cabello, debemos poner especial atención en que sea un cepillo de cerdas muy suaves, si usamos un cepillo de cerdas muy duras dañaremos el cabello, las ideales son las que mezclan fibra de nailon y cerda de jabalí.

Además peinarnos para acostarnos hará que nuestra melena esté preciosa y lista para salir a la calle cómo si estuviéramos recién peinadas. Pero no todos los peinados sirven.

Duerme con estos peinados y levántate guapísima

Si quieres un efecto natural recógete el pelo en una coleta o moño flojos, un peinado ideal sobre todo si tienes el cabello largo y liso. Es esencial que no quede tirante para no dañar las fibras capilares y tensionar el cuero cabelludo. Con este tipo de peinado conseguirás tener el cabello más controlado, sin enredos ni roturas.

Si lo que quieres es marcar ondas pero no tienes tiempo por la mañana de usar planchas o tenacillas puedes optar por recogerte el cabello antes de dormir en una trenza o moño, eso si para no dañar el pelo debes peinarte con el cabello totalmente seco. Cuanto más finas sean las trenzas, más marcadas quedarán las ondas y si optamos por hacer una única trenza con todo el cabello, conseguiremos unas ondas naturales, abiertas y deshechas. Otra opción es hacerte dos o más trenzas, entonces las ondas quedarán más marcadas pero serán de menor tamaño.

La otra opción, el moño, te dará un acabado muy natural en tu peinado. Para que no te moleste lo mejor es hacer un moño flojo y alto, en la parte de la coronilla.

En cualquier caso evita que el peinado quede muy tirante para evitar molestias y sobre todo dañar el cabello. Antes de peinarte desenreda y cepíllalo para que las ondas queden sueltas y limpias.

Al día siguiente será tan fácil cómo deshacer el peinado y sacudir el cabello con las yemas de los dedos en las raíces y abriendo los bucles.

 

 

MÁS SOBRE: