Limpia el polvo así de fácil con estos trucos

Algunos trucos pueden hacer esta tarea te resulte mucho más fácil

anamas

Limpiar el polvo es sin duda es una de las tareas más ingratas y aburridas que hay, ya que al momento se vuelve a acumular en todos los muebles haciendo que parezcan sucios. Y es que no sólo se trata de limpieza sino también de salud ya que puede agravar algunos problemas médicos cómo las alergias.

Hay muchos productos que pueden ayudarte a limpiarlo pero si aplicas bien algunos trucos, te costará mucho menos quitarlo y el resultado será mucho más duradero.

Un primer y eficaz truco es abrir las ventanas para ventilar, si quitas el polvo mientras ventilas evitarás que se vuelva a acumular rápidamente, aunque debes tener cuidado porque demasiada corriente puede hacer que se levante más polvo y te ensucie toda la casa.

Limpia el polvo así de fácil, más trucos

Getty

Otro gesto importante que puede ayudarte  es ordenar, y es que  puede llevarte mucho tiempo si hay mucho desorden en la casa. Así que recuerda dejar todo ordenado y tardarás mucho menos.

Es importante antes de comprar artículos de decoración penar si estos son sencillos de limpiar, por ejemplo las velas acumulan mucha suciedad y por su textura son difíciles de limpiar.

En cuanto a la manera de limpiarlo, lo mejor es limpiar de arriba a abajo, ya que siempre quedan partículas de polvo en suspensión, y estas se irán acumulando en zonas que aún no hemos limpiado.

Los trapos de microfibra son una buena opción y si prefieres los plumeros, también los hay de microfibra que atrapan muy bien el polvo. Con los plumeros tradicionales lo único que hacemos es mover el polvo, no quitarlo. Sin embargo el paño de microfibra recoge todas las partículas.

Un truco efectivo para quitar el polvo en muebles de madera o plástico es pasar un trapo 100% de algodón o microfibra humedecido en vinagre blanco que además les devolverá el brillo perdido. Y si tus muebles son de madera maciza elimina el polvo solo con un paño de microfibra seco.

Pero los trapos de microfibra no son la única opción. También hay plumeros de microfibra que atrapan el polvo. Incluso puedes humedecer ligeramente un trapo dependiendo de la superficie, aunque no es recomendable en las que son de madera.

Por último, una vez hayas terminado,  pasa el aspirador para eliminar todos estos restos que se hayan caído al suelo. Después friega y el resultado será espectacular.

MÁS SOBRE: