Hay un motivo por el que cuando estás estresada te da por limpiar

Tener una casa ordenada aporta muchos beneficios a nuestro estado de ánimo

Ana Más

Tener una casa limpia y  ordenada ayuda a reducir el estrés y la ansiedad. Así que si estás estresado ponte tu música favorita y a limpiar se ha dicho!

Técnicas  como el mindfulness y la meditación pueden ayudarte a reducir tu estrés pero también actividades tan cotidianas cómo limpiar tu casa puede ayudarte.

Y es que estrés y desorden van muy unidos y tener una casa ordenada aporta muchos beneficios a nuestro estado de ánimo y si no que se lo digan a Marie Kondo.


 

¿Sabías que…

Una persona ordenada es aquella que jamás acumularía medicamentos caducados en el botiquín. Probablemente, tiene la costumbre de pasar revista al menos una vez de cada dos meses al cajón de las medicinas. Nada de guardar las que ya no usa o las caducadas.

 

Tener la casa limpia nos devuelve el control de nuestro espacio vital y en cierto modo de nuestra vida.

Llegar a casa y encontrarte todo por en medio no ayuda nada a mantener tu estrés a raya, si no sabes dónde están las llaves o no sabes en qué estado tienes la nevera lo más fácil es que te empieces a culpar por tener ese caos en casa. Pero debes saber que no es tu culpa, haces lo que puedes hacer. A veces el ritmo de vida tan acelerado que llevamos no nos permite mantener nuestra casa en condiciones.

Limpiar y el orden reducen el estrés y la ansiedad

 

calma

Limpiar y poner orden en tu casa tiene muchos efectos relajantes, así que empieza por elegir un día a la semana para dedicarte a ello, No te lo tomes como una obligación. Levántate sin prisas y prepárate un buen desayuno que te dé energía.

Elige tu música favorita, escucharla a un buen volumen seguro que te da mucha motivación. Abre bien las ventanas para que entre la luz natural y para ventilar y purificar el ambiente.

Este es un pequeño gesto para combatir el estrés en casa que puedes hacer a diario. Ventilar cinco minutos al día.

Si pones un difusor de aromas con aceites esenciales como el eucalipto o la menta alargaráas la sensación de aire fresco.

No añadas estrés, ve a tu ritmo

Cómo lo que pretendes precisamente es no estresarte, planifica más de un día para hacer limpieza. Por ejemplo dedica un día a ordenar el armario y a planchar, que también desestresa.

El próximo día dedícate a la cocina y así habitación por habitación hasta llegar al dormitorio y al salón.

Aprovecha para deshacerte de todo aquello que no usas y que sólo ocupa espacio. Y sobre todo tómatelo con mucha calma, se trata de eliminar estrés no de añadir más.

Sí que ve a tu ritmo y disfruta.

 

 

MÁS SOBRE:

CONTENIDO PATROCINADO