De microfibra, la bayeta que se ha puesto de moda y que sirve para todo

anamas

Por muy buenos productos que utilices en la limpieza de la casa, si algo necesitamos a la hora de limpiar bien la casa es una buena bayeta. Si no nunca vas a conseguir un buen resultado.

Los expertos en limpieza afirman que la mejor bayeta es aquella que sirve para todo.

 Sin duda las mejores son las de microfibra. No se trata de elegir una marca concreta sino una que te convenza, incluso marca blanca.

Las bayetas de microfibra son más absorbentes que las comunes, arrastran más polvo y suciedad en una pasada y además sin dejar restos ni pelusas. Tardan mucho más en perder su eficacia, aunque las laves mucho.

Con añadir agua bastará para limpiar, no se necesitan productos de limpieza adicionales excepto en el caso de mucha grasa o sustancias pegadas. Así que además de ahorrar estarás siendo ecológica.

Valen para todo tipo de superficies, cristales, madera, vitro y son perfectas para eliminar la grasa en vitrocerámicas.

La bayeta de microfibra está diseñada para que con menos esfuerzo puedas limpiar tu hogar más rápido y cómodamente y de forma más profunda.

Aunque pasa con todas las bayetas, aún más por su eficacia, conviene hacer un pequeño mantenimiento. Para que duren más, para eliminar olores y para que permanezcan siempre limpias y listas para funcionar de nuevo.

 

Mantén tu bayeta cómo nueva

 Lo más importante para que dure más tiempo como nueva, además de eliminar olores y bacterias, es su mantenimiento,  para ello  enjuaga bien la bayeta con agua templada y elimina los restos fáciles de suciedad, como pelusas o pequeños restos de comida, después de cada uso.

Puedes lavarla a mano o a máquina, para lavarla a mano después de enjuagarla aplica una pequeña dosis de detergente y frota bien por ambas caras. Luego sumérgela en agua caliente durante un par de horas. Enjuágala y escúrrela bien y déjala secar.

Puedes lavarlas también en la lavadora, para ello mejor no la metas con ropa delicada ni uses suavizante ya que estos obstruyen la fibra y aceleran su deterioro.

Con lavarlas una vez a la semana es suficiente y si las utilizas mucho un par de veces a la semana.

 Y para una limpieza ecológica

Limpieza ecológica con limón

Mete la bayeta en  agua hirviendo con un chorro de limón natural o de vinagre, para desinfectarla de forma natural.  Saca la bayeta o el paño con cuidado y déjala secar.

MÁS SOBRE: