Tres trucos para limpiar bien el sofá: quedará como nuevo

Todo depende de la tela en la que esté fabricado

anamas

Si eres de los que te encanta pasar tiempo en el sofá viendo la tele, hablando o leyendo, te gustará tenerlo limpio y ordenado, aunque eso a veces nos resulta un poco complicado entre niños, mascotas y nosotros mismos. Y es que es una de las zonas de la casa dónde se origina más desorden y también de las que más se ensucian.

Pero que no cunda el pánico, limpiar un sofá puede resultar fácil y rápido si sabes cómo hacerlo. Te contamos tres pasos que pueden ayudarte en esta tarea,, tan sencillo cómo aspirar, limpiar y quitar los malos olores.

Lo primero que debes hacer es aspirarlo bien, para ello utiliza un aspirador potente, mucho mejor si cuentas con un accesorio de mano que hará que puedas hacerlo sin estar de pie todo el tiempo. Elimina así pelos de mascotas y migas.

La web idealista.com da varios consejos de cómo limpiar el sofá dependiendo del material del que esté fabricado.

Un sofá impoluto

El segundo paso es eliminar las manchas si es que las hay, para ello si tu sofá tiene fundas que se quiten es tan simple cómo quitarlas y meterlas en la lavadora siguiendo, eso sí, los consejos de la etiqueta del fabricante.

Si las fundas de tu sofá no se quitan prueba a quitar las manchas con toallitas de bebé o con un paño húmedo. Cuanto antes quites la mancha más fácil será que salga, hazlo con delicadeza sino podrías causar el efecto contrario y asentarla en la tapicería.

También puedes hacer una limpieza más a fondo, utiliza para ello un detergente suave y agua tibia y utiliza un vaporizador para quitar las manchas y desinfectar. Eso si, prueba cada producto en una superficie pequeña y poco visible de tu sofá para no dañar el tejido y el color del mismo.

Por último para eliminar los malos olores prueba con un ingrediente que seguro tienes en casa: el bicarbonato.

Para ello vierte una capa fina de bicarbonato sobre toda la superficie de tu sofá y deja que actúe al menos una hora. Después aspíralo y habrás acabado con los malos olores en un pis pas.

Ahora sólo queda ordenar mantas y cojines y a disfrutar de un buen rato en él. Ten en cuenta también que escoger y colocar bien los cojines hará de su salón un lugar relajante.

La mejor forma de colocarlos es desde los extremos hacia el centro, esto es poner un cojín a cada lado del sofá e ir añadiendo nuevos cojines hasta que se junten en el centro del sofá, siempre buscando el equilibrio entre formas y colores.

MÁS SOBRE: