gatos

Quitar los pelos de tu gato será más fácil con estos consejos

Gracias a estos remedios podrás atrapar los pelos de tu mascota

Ana Pérez

Compartir hogar con tu mascota puede ser pasar los días con la casa llena de pelos. Ya sea un gato o un perro, se les cae el pelo igual. Esto es una función protectora, sobre todo con la llegada de la primavera o el otoño.

No se tarea fácil quitar los pelos de tu mascota de la ropa, pero no es imposible. Puede ser un problema para ti que mires hacia cualquier rincón y te encuentres pelo. Pero, existen soluciones para lograr mantener un hogar limpio de estos molestos pelos.

Te dejamos una serie de consejos para acabar con los pelos de tu gato en cualquier zona de la casa.

Remedios para acabar con los pelos de tu gato

Es importante que el pelaje de tu gato lo cepilles a diario, ya que así conseguiremos que los pelos se queden en el propio cepillo, y los que se caigan en ese momento, podamos recogerlos rápido.

También puedes leer:

¿Es más costoso tener un perro o un gato como mascota?

Será obligatorio hacer un curso para tener perro

Cómo saber si tu hijo está preparado para tener un perro

Si tu gato come chocolate puede pasarle esto

Una mala alimentación de tu gato tiene consecuencias: aquí las posibles enfermedades

La clave para tener limpia la casa de estos pelos es utilizar bayetas de microfibra y rodillos. Estos elementos puedes pasarlo por cualquier superficie y los pelos quedarán atrapados en ellos.

Otra herramienta clave es la aspiradora. Resulta más efectiva que la escoba, pues con esta puede que al recoger se dispersen los pelos y sea una tarea inservible.

Para eliminar los pelos de las prendas se puede utilizar suavizante de ropa diluido en agua con un paño húmedo, y así pasarlo por las zonas donde hay pelo. Otro truco infalible es aplicar aire frío de manera directa en la zona, por ejemplo, con un secador. Después se ha de pasar la aspiradora y recoger los que se han quedado en el suelo.

Además, puedes usas los típicos guantes de látex de fregar, humedecerlos y pasar por la zona en cuestión. Se quedarán pegados a la goma.

MÁS SOBRE: