¿Lo estás haciendo bien? El orden en el que debes usar los cosméticos

anamas

Está claro que en el cuidado de la piel tener buenos hábitos y una rutina es muy importante. Pero algo en lo que coinciden los expertos es en que la efectividad de las cremas, sérums y aceites que se aplican en la piel depende de que se pongan en el orden correcto.

Paz Torralba, directora de The Beauty Concept, en declaraciones a la revista Vanity Fair da las claves para aplicarnos correctamente nuestros productos cosméticos.

“Lo más importante es no tener prisa y dedicar el tiempo necesario para que la piel absorba todos los principios activos y así los resultados sean mejores y más efectivos. Entre uno y otro cosmético se debe esperar el tiempo que el producto tarde en penetrar en el piel para que ésta se pueda beneficiar de todos sus ingredientes activos”.

Cosméticos, lo primero limpieza

Para tener una piel cuidada, luminosa y sana lo primero y más importante es tenerla limpia. La experta es partidaria de usar leches desmaquillantes ricas en principios activos “y así desde el inicio de la rutina de belleza ya estemos tratando la piel” ya que los jabones tienden a deshidratar y las toallitas “no son el producto adecuado en ningún caso”. En el caso del agua micelar lo mejor es hacer doble limpieza ya que no limpia en profundidad.

Siguiente paso, tónico y serum

Un botecito con serum

Tonificar la piel es esencial para completar la limpieza y reequilibrar las funciones cutáneas.

En cuanto al sérum, consigue tratar la piel en profundidad, repararla, oxigenarla y actuar sobre la flacidez y prevenir el envejecimiento.

Contorno de ojos y crema de tratamiento

Una mujer sonriente aplicándose crema en el rostro

El contorno del ojo tiene una piel muy fina, carece de película hidrolipídica y los tejidos están en constante movimiento, por eso es esencial aplicar un buen producto para proteger la zona y prevenir las arrugas de expresión.

A continuación debemos aplicar una buena crema de tratamiento, ya que según explica la directora de The beauty center, “a partir de los 30 años la actividad celular se hace más lenta, la piel se vuelve más seca y va perdiendo su brillo natural”.

Debemos ajustar el producto según la temporada del año para hidratar la piel y protegerla de las agresiones externas. En invierno productos más untuosos y en verano texturas más ligeras que eviten el sudor. De día una crema para hidratar y de noche una para regenerar.

Protector solar, peeling y mascarilla

Según los dermatólogos no hay mejor antiarrugas que el protector solar. Debemos utilizarlo tanto en verano como en invierno, es mucho más cómodo si buscamos una buena hidratante que incluya protección solar para evitar tener que echarnos dos productos.

Además, Paz recomienda hacer una exfoliación semanal o cada diez días para que la piel esté preparada y permeable para que cualquier producto que apliquemos actúe mucho mejor.

Y una vez por semana hay que aplicarse una mascarilla, que según explica “Con las mascarillas podemos conseguir aclarar el tono, atenuar de forma inmediata las marcas de fatiga, rehidratar la piel, mantener la hidratación y oxigenación, proporcionar la energía necesaria para estimular la regeneración celular y retrasar el proceso de envejecimiento, estimular la respiración cutánea y revitalizar la piel”.

MÁS SOBRE: