Lo que le pasa a tu estómago si te tragas un chicle ¡Tu madre tenía razón!

Nuria Serena

Cuántas veces oíste a tu madre decir: ¡No te tragues el chicle, que se te pega en el estómago! Creías que era una exageración pero siempre te ha quedado la duda. Pues en www.cadenadial.com te vamos a desentrañar el mito.

Lo de tragarse el chicle es algo habitual cuando eres niño. También de adulto puedes llevarte un susto, sobre todo cuando estás nervioso y el estrés hace que el chicle se descontrole en tu boca… o cuando ingieres algún líquido mientras comes chicle y ¡zas! se te va para dentro.

¿Dónde acaba el chicle?

Una vez que te has tragado sin querer el chicle, va directamente a tu estómago. Y allí puede quedarse más tiempo de lo que crees. ¿Sabes por qué? Porque nuestro estómago no posee enzimas digestivas para descomponer la goma de mascar.

No te preocupes, porque aunque no se desintegra, acabará saliendo por el tracto digestivo más tarde o más temprano. Pasará más lento que la mayoría de los alimentos pero terminará saliendo hacia el retrete agrupada con otros restos a través del intestino. Aproximadamente tarda entre 40 horas y siete días en salir.

Según cuenta el Confidencial, la revista ‘Pediatrics’ publicaba hace más de 20 años el caso de un niño que comió más de siete chicles todos los días.

El pequeño padeció problemas de estreñimiento durante casi 24 meses y finalmente, no hubo más remedio que operarle para poder desobstruir su intestino.

 

MÁS SOBRE: