Algunas ideas de meriendas para Halloween

Meriendas sencillas y sobre todo divertidas

anamas

Con un poco de imaginación, conseguirás hacer  terroríficos los sándwiches y hamburguesas para la fiesta de Halloween de tus niños que seguro no dudan en comérselos de un bocado. Además con recetas tan sencillas que ellos mismos podrán ayudarte a hacer.

Puedes empezar con unas trufas de arañas, para ello necesitas:

  • Trufas cubiertas de fideos de chocolate
  • Barras muy finas de regaliz
  • Ojos comestibles
  • Palitos de chupa chups

Hacerlas es más que sencillo, pega los ojos comestibles en las trufas, después ponles los palitos de chupa chups y por último haz las patas de las arañas cortando las barras de regaliz y curvándolas dándoles forma de patita. Haz cuatro agujeritos a cada lado de las trufas con un palillo y colócalas. Tendrás unas dulces arañitas.

Meriendas para Halloween, otras ideas terroríficas

Getty
Si además de diversión quieres añadir fruta en las meriendas de tus hijos, puedes conseguirlo haciendo que un plátano se convierta en un fantasma y una mandarina en calabaza, para ello necesitas:
 
  • Mandarinas
  • Plátanos
  • Chocolate fondant para postres
  • Barritas finas de regaliz verde

Primero funde un poco de chocolate en el microondas y ponlo en un biberón de cocina. Sobre un papel de horno pon unas gotitas pequeñas para hacer los ojos y otras algo más grande para hcer la boca, cuando se sequen las tendrás. Luego pela los plátanos y pártelos por la mitad, ponles los ojos y la boca presionando un poco para que se peguen. Pela las mandarinas  y con un poquito de regaliz haz el tallo, tendrás unas minicalabazas estupendas.

Puedes hacer también unas tostas momificadas con las que quedarás muy bien, necesitas:

  • Rebanadas de pan de molde
  • Kétchup o salsa de tomate
  • Queso en lonchas
  • Aceitunas negras sin hueso

Tuesta el pan de molde y ponlo en un plato, cúbrelo con kétchup haciendo un dibujo en zigzag. Pon el queso cortado en tiras por encima, imitando las vendas de una momia y por último pon dos aros de cebolla para hacer los ojos.

Por último sorpréndeles con unos perritos momia, una simpática versión del perrito caliente muy fácil de hacer. Para ello necesitas:

  • Salchichas de Frankfurt
  • 1 plancha de hojaldre refrigerado
  • Lonchas de queso
  • 1 huevo

Corta el hojaldre en tiras y enrolla una loncha de queso en cada salchicha y luego envuelve cada una en una tira de hojaldre dejando un espacio para la cara y cubriendo con una tirita en la cabeza. Pinta con huevo batido el hojaldre y mételo al horno a 200 grados durante veinte minutos. Haz los ojos marcándolos con una brocheta y poniendo encima dos circulitos de queso y ya tendrás listas tus minimomias. Sírvelo calentito.

MÁS SOBRE: