Raphael

El momento ‘tierra, trágame’ que vivió Raphael en El hormiguero

Por culpa de un espectador

Noelia Bertol
Archivado en: Raphael  •  

Tras recibir su Premio Dial a la trayectoria de la mano de Cadena Dial el pasado 23 de noviembre, Raphael sigue celebrando la vida y la música con más energía que nunca. Sin ir más lejos, hace tan solo unos días el artista celebraba 60 años de trayectoria profesional. Seis décadas sobre los escenarios, pues desde que con tan solo 18 se subiera a ellos no se ha bajado ¡ni ganas tiene!

Raphael no para. De hecho, hace muy poco confesaba que estaba preparando un nuevo disco, en el que estaba trabajando junto a Pablo López. El artista malagueño, destacado artista y compositor, está creando las canciones de su próximo proyecto, con el que sin duda volverá a conquistarnos.

En su reciente visita a El hormiguero el artista aprovechó para hablar de los proyectos profesionales en los que está embarcado. Y eso no es todo, también le tocó entregar el famoso premio de 3.000 euros que da el programa a través de llamadas de teléfono aleatorias. No obstante, seguro que no esperaba que este momento fuera de la manera en la que se dio.


Raphael: Momento ‘tierra, trágame’ con un espectador

 

Es muy probable que estés familiarizado con este espacio. El programa llama a alguien al azar y el presentador o el invitado en cuestión le pregunta: ¿sabe usted que es lo que quiero? Si el interlocutor al otro lado responde «la tarjeta de El hormiguero«, el premio es suyo.

Bien, pues en este caso le tocó a Raphael hacer los honores de expresar la famosa pregunta, con tan buena suerte que la persona respondió correctamente. Sin embargo, acto seguido colgaba, pensando que se trataba de una broma. Cuando volvieron a llamarle para comunicarle que acababa de ganar 3.000 euros, presentador e invitado vivieron un momento ‘tierra, trágame’ con la respuesta del espectador.

Pablo Motos le decía a este que le llamaban desde El hormiguero, este respondía: «¿El hormiguero? El que tengo entre los huevos». Raphael el presentador no sabían dónde meterse, aunque afortunadamente las hormigas comenzaron a bromear con quitarle parte del premio por su grosería.

Los espectadores tampoco tardaron en reaccionar en redes sociales. «¿Pero este chico puede ser más maleducado?», «¿A dónde narices llaman? Madre mía, yo a este le hubiera quitado el premio«, se podía leer entre las reacciones de Twitter.

Lejos de retirarle el premio, Antonio (el ganador) se llevó los 3.000 euros y el programa se mostró contento de mandárselos a La Palma, isla que tanto está sufriendo estos días.

MÁS SOBRE: