Pautas para que tus hijos logren dormir solos

Hay dos razones por las que no quieren dormir solos: temor y necesidad de afecto

Ana Más

A la mayoría de los niños les cuesta dormir solos o se despiertan a mitad de la noche y se van a tu cama. Si, lo sabemos, no es tarea fácil.

Y es que para ellos es mucho mejor dormir con sus padres, les de seguridad, además de sentirse queridos y protegidos. Las dos razones principales por las que no quieren dormir solos es temor y necesitad de afecto.

Para conseguir que tu pequeño duerma solo lo primero que debes hacer es armarte de paciencia porque puede ser un proceso largo y tedioso.

Lo primero es conseguir que el niño se acueste y duerma por lo menos al principio, en su cama. Luego que si se despierta,  no vaya a tu habitación y por último conseguir que se duerma en su cama solito, sin que tengamos que estar nosotros con él.

Según la Fundación Orienta, «desde el punto de vista psicológico aprender a dormir esta en estrecha relación con el desarrollo de lo que se denomina proceso de separación / individualización del niño frente a sus padres.

 

No hay una receta mágica para enseñarles a dormir solos

 

Pero estas pautas pueden ayudar mucho. Empieza por enseñarles a hacer la cama para que la conozcan y establezcan una relación con ella, mantén esta siempre limpia, esto es que no se pueda comer, saltar o poner los pies sucios en ella. Los niños deben asociar la cama con el lugar de descanso.

Para ello debes instaurar una rutina idéntica para todos los días y buscar que esta sea relajante y divertida.

La hora de ir a la cama debe ser siempre la misma, crea una rutina relajante cómo un bañito caliente, cena, canción y leer un libro por ejemplo.

Llevarse a la cama un muñeco que le guste y con el que se sienta protegido puede ayudar también.

MÁS SOBRE: