Pintar: consejos para principiantes ¡atrévete a hacerlo tú mismo!

anamas

Si quieres darle un repasillo a alguna habitación de tu casa que se ha ensuciado más de lo normal pero te parece algo realmente cansado o un aburrimiento, te vamos a dar una serie de trucos y pasos para que pintar se convierta en algo incluso ameno.

Si tenemos en cuenta todo lo que necesitamos, pintar no tiene por qué ser una tarea complicada, es más puede ser algo muy sencillo si sabes cómo hacerlo.

Pintar, lo primero los materiales

Lo primero que debes hacer en comprar todo lo necesario, necesitarás:

  • Pintura
  • Rodillo o cepillo (si es la primera vez que pintas es mejor usar un rodillo, para evitar las marcas del pasado en las paredes.)
  • Hojas de periódicos y plásticos
  • Cinta adhesiva
  • Fondo de imprimición
  • Agua

Elige bien los materiales

https://unsplash.com/@davidpisnoy

Elegir el tipo de pintura es algo esencial y relativamente sencillo ya que las marcas de pintura suelen publicar catálogos con las características de sus productos. Elegir una pintura u otra dependerá del soporte sobre el que vayamos a pintar (madera, hormigón o yeso) y el uso de la habitación que vayamos a pintar, por ejemplo si es la de un bebé o un niño no uses pintura que huela muy fuerte.

Ten en cuenta también que la pintura oscura destaca todas las irregularidades de la parte inferior, por lo que requieren una preparación mucho más precisa de la pared.

Si vas a pintar una pared que ya está pintada de color fuerte, es mejor usar una pintura de agua lavable. En el caso de baño, cocina y habitaciones húmedas es mejor usar pintura a base de agua transpirable.

Prepara la habitación

Antes de empezar a pintar debes preparar la habitación cubriendo el suelo y cualquier mueble u objeto que quede en ella con papel de periódico.

Luego cubre con cinta adhesiva (llamada cinta de enmascarar) las esquinas del techo  si sobresalen y los zócalos del suelo para que no se manchen de pintura.

Pon los muebles en el centro de la habitación y cúbrelos con sábanas que fijarás con cinta adhesiva.

Todo ello te evitará tener que limpiar mucho después.

Antes de pintar, es necesario disolver un litro de pintura de imprimación en seis litros de agua y con la mezcla darle una mano a la pared, esto hará que la pintura  se adhiera muy bien después y aguante perfecta varios años. Espera al menos cuatro horas antes de pintar.

Empieza a pintar ya

Después de dar la primera capa de pintura espera unas cinco horas para dar la segunda, después en una hora estará seca pero antes de usar la habitación es mejor esperar un par de horas.

Para techos y esquinas usa una extensión de rodillo y comienza desde el techo, así si gotea en las paredes lo podrás arreglar. Después pinta las esquinas de las paredes con un pincel.

Para pintar las paredes debes mover el rodillo sobre la superficie con velocidad constante, de arriba a abajo, para dibujar rayas regulares paralelas.

Un truco es hacer una primera pasada en vertical u horizontal, una segunda en la dirección opuesta y el último pase en el sentido de la primera mano. Divide la pared en trozos de un metro cuadrado aproximadamente para ahorrar pintura. Cuando acabes una sección pasa a otra.

 

MÁS SOBRE: