Raquel del Rosario: las heridas de su hijo tras el ataque del puma

Esta aclara cómo fue la intervención del pequeño

Noelia Bertol
Archivado en: Raquel del Rosario  •  

La historia de cómo Raquel del Rosario salvó la vida a su hijo Mael, de cinco años de edad, tras el ataque de un puma ha dado la vuelta al mundo. Esta, que vive en California desde hace años, compartió el acontecimiento que había puesto patas arriba la vida de su familia el pasado mes de agosto.

«‘Unos milímetros más y no lo hubiese logrado’, fueron las palabras del doctor«, expresaba esta en referencia al diagnóstico que le dieron al pequeño en el hospital. Tras la repercusión de sus palabras y las dudas surgidas ha querido aclarar cómo fue la intervención del pequeño y las secuelas de este tras el ataque.

«La intervención de Mael ha sido una cirugía plástica en la zona entre la barbilla y el cuello, ya que quedó desgarrada. Los milímetros de los que hablaba el doctor eran hacia la garganta«, explicaba a través de sus historias de Instagram.

Raquel Del Rosario Instagram
Vía: Instagram

Protegiendo la identidad de su hijo, esta había compartido una fotografía de las heridas visibles (y afortunadamente curadas) que habían dejado marca en la espalda del pequeño. «Necesitó puntos de sutura en la frente y varias zonas de la cabeza. Las heridas en brazos y espalda fueron superficiales afortunadamente«, agregaba.

Raquel del Rosario aclara: no se mudan por el incidente

 

Tras conocer la historia, muchos han llegado a la conclusión errónea de que la familia ha vendido su casa debido al incidente. La exintegrante de El Sueño de Morfeo aclara que «cuando sucedió en incidente terminábamos de tramitar la venta de la casa«, por lo que «la decisión de mudarnos no ha sido ha raíz de lo ocurrido«. Esa decisión ya estaba en sus planes desde hacía meses.

También hizo hincapié en esa necesidad de buscar culpables en este tipo de acontecimientos. Pero esta lo tiene claro, «la culpa no es de nadie (…) Lo que ha de sucedernos, sucederá«. El puma es parte de la fauna de California y no suelen protagonizar ataques a humanos (Raquel del Rosario aclara que no se registraban ataques de estos animales a personas desde los años 90).

Afortunadamente el pequeño está bien de salud, todo quedó en un gran susto. Mael es un gran amante de los animales y emociona la madurez emocional que ha mostrado este con tan solo 5 años, la cual nos llega a través de las palabras de su madre.

MÁS SOBRE: