Renueva el suelo de tu casa sin hacer obras

Hay varias opciones para dar un cambio sin meterte en jaleos

anamas

Si estabas pensando en renovar el suelo de tu casa pero no te decides a hacerlo porque te da mucha pereza meterte en obras atenta, hay algunas opciones para evitarte la incomodidad de las obras pero sin embargo cambiar tu suelo.

Se trata de uno de los trabajos más engorrosos y además normalmente hace que nos tengamos que ir de casa para hacerlo, sin embargo ahora han surgido nuevas formas de hacerlo de manera limpia  y rápida.

Ahora hay formatos mucho más sencillos y manejables cómo lamas, losetas y rollos que se fijan mediante elementos mecánicos o adhesivos y que incluso, al ser tan finos, pueden ponerse sobre el suelo anterior sin tener que levantarlo.

Renueva el suelo de tu casa sin hacer obras, algunas alternativas

Getty

Una primera opción es poner tarima de parquet tipo clic, esto es que encajan entre si, las tienes con espesores de entre 9 y 16 milímetros e incluyen una lámina aislante para colocar entre el solado y el pavimento. Se monta muy rápido y fácilmente aunque eso si, tendrás que quitar el rodapié para lijar la parte inferior de las puertas.

El microcemento tiene muy poco espesor y muy buena adherencia, lo que lo hace estupendo para poner sobre azulejos, mármol, hormigón….además puedes usarlo también para encimeras, bañeras y lavabos.

Una opción más ecológica es el linóleo, un material natural hecho con aceite de linaza, harina de madera y yute entre otros componentes. Es biodegradable y viene en formato de losetas de fácil colocación, con lo que podrás colocarlo tú mismo.

Puedes optar también por un suelo vinílico, una buena alternativa al parquet y a los suelos laminados de madera, además te aislará de los ruidos. Viene en lama, loseta o rollo encolado y puedes encontrar imitaciones de piedra, hormigón e incluso tejidos. Además es muy resistente e hipoalergénico.

Por último puedes usar suelo cerámico de colocación en seco, viene en baldosas sobre una matriz de plástico que forma la base y las juntas de unión, por lo que no necesitas material adhesivo.

Otra opción, si no está muy dañado es reparar los arañazos de tu suelo de madera, te contamos un par de trucos. El primero es el de la nuez, tan sólo debes frotar una nuez por el arañazo, poco a poco irá soltando su aceite y lo cubrirá.

Existe también una cera que viene en forma de pasta, tendrás que aplicarla con un paño suave sobre la marca. Otro producto perfecto para esto es el aceite de almendras.

MÁS SOBRE: